ESCRITO & LEíDO

Hacia la vida intensa

 Por Javier Lorca

Filosofía de la vida y juvenilismo, movimiento estético y proyecto político, el vitalismo carga desde mediados del siglo XX con la condena de ser vinculado con el fascismo, de ser considerado un escalón necesario en el ascenso de los totalitarismos. Contra esa idea cristalizada e irreflexivamente reiterada, y partiendo de una “incomodidad política” ante el sencillo descarte de ideas “en nombre de una asociación de fenómenos”, María Pia López recupera y reconsidera en Hacia la vida intensa (Eudeba) al imaginario vitalista y su potencia crítica, en la complejidad y ambigüedad de sus ideas y sus debates. “¿Se puede privar al pensamiento de transitar ciertas fronteras bajo el pretexto de su peligrosidad ‘objetiva’? ¿No es, por el contrario, la privación, la restricción a un orden que debe ser preservado, el momento en que una disposición fascista anida en el pensamiento?”, pregunta la autora, socióloga y docente, en la primera página del libro –cuyo título, dicho sea de paso, alude a una obra de Julio Molina y Vedia, a su propuesta de tránsito y de “ir hacia”, proyecto abierto e inacabado–.

El ensayo enhebra los nombres de Nietzsche, Bergson, Simmel y Sorel con –en un mismo plano– los de Mariátegui, Deodora Roca, Lugones y Astrada, entre otros tantos, para encontrar al vitalismo en el despliegue de su hacer, sentir y pensar, en su cuestionamiento a la racionalidad instrumental, en su particular modo de conocer y de interrogar al pasado desde las tensiones del presente, en su valoración de la experiencia y su corazón libertario. Al cabo, revirtiendo brutales simplificaciones, López esboza una lectura del fascismo como clausura de las tormentas liberadas por la atmósfera vitalista: “Lo que uno tiene de producción de una apertura a lo indeterminado y a la creación, el otro lo tiene de constitución de un orden jerárquico, capaz de reclasificar las fuerzas desatadas”. En la elaborada escritura de López, en la busca que propone su ensayística, la reivindicación del vitalismo despeja el camino para construir una filosofía capaz de pensar sin renunciar a la pasión ni a los ideales emancipatorios.

Compartir: 

Twitter
 

Hacia la vida intensa María Pia López Eudeba 261 páginas
 
ESCRITO & LEíDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.