SOCIEDAD

Dijo que no era el novio

Leonardo Jara, acusado de haber entregado a Candela Sol Rodríguez a sus secuestradores, negó ayer cualquier vinculación con el caso, afirmó que no conocía a la nena de 11 años y sostuvo que no tuvo ninguna relación amorosa con ella. No obstante, seguirá preso ante la sospecha de que prestó una colaboración necesaria en el secuestro, con la posibilidad de ser procesado por el delito de “abuso sexual”, figura que todavía no fue atribuida a ninguno de los ya imputados. Frente al fiscal Tavolaro, Jara, de 34 años, negó haber sido el novio de la nena y desmintió a los testigos que lo involucran en un affaire amoroso con la menor, según fuentes del caso. En esa línea se excusó por haber estado desaparecido bajo el argumento de que temía ir preso por otra causa por la que lo estaban buscando, pero aclaró que no se hallaba prófugo porque no había ninguna condena vigente que pesara sobre él. Jara hacía referencia al caso de un tiroteo con un policía, en el que estuvo involucrado. Hace varias semanas, la Justicia le dictó la orden de captura por la investigación de Candela y terminó detenido en la noche del martes pasado, cuando se dirigía a la casa de un familiar a vender un auto para conseguir dinero.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.