SOCIEDAD › DOS HOMBRES ARMADOS MATARON A UN PELUQUERO EN LANUS POR SU PEUGEOT

Baleado para robarle el auto

Axel Ayala, de 31 años, recibió un disparo el martes por la noche, cuando se disponía a estacionar su Peugeot 207. Dos hombres en moto se le acercaron y lo amenazaron cuando ya había abierto la puerta del garaje. Según la policía, no atinó a nada y le dispararon.

En Lanús, dos hombres asesinaron a un peluquero de 31 años para robarle el auto que, en esos momentos, pretendía guardar en un garaje a dos cuadras de su casa. “Lo mataron como a un perro, de un balazo en el corazón”, lamentó María Esther, madre de Axel Ayala. Su hijo, agregó, “no se defendió”, porque los ladrones “no le dieron tiempo a nada”.

El robo que concluyó en asesinato ocurrió en la noche del martes en una cochera de la calle Máximo Paz, entre Catamarca y Canadá, en Villa Industriales, en el sur del conurbano. Ayala, empleado en una peluquería de Palermo Hollywood, padre de un niño de 7 años, regresaba del trabajo en su Peugeot 207. Había comprado el auto poco tiempo atrás. Se dirigía a guardarlo en el garaje, situado a unos doscientos metros de su casa.

Los vecinos aseguraron a la policía que Ayala había bajado del vehículo para levantar la persiana del garaje; tras hacerlo, volvió a subirse al auto para ingresarlo. En ese momento aparecieron dos hombres en moto, que lo amenazaron a los gritos mientras le mostraban un arma de fuego. “Ayala no atinó a nada y antes de que pudiera bajarse del auto, le dispararon un tiro que ingresó por su brazo derecho, le atravesó el pecho y quedó alojado en el corazón”, informó un jefe policial involucrado en la pesquisa.

Entonces, uno de los asaltantes corrió hasta el lado del conductor, bajó a Ayala del auto y lo dejó tirado sobre la vereda. Luego, subió él al vehículo y arrancó; su cómplice lo siguió en la moto a bordo de la cual ambos habían arribado al lugar.

De inmediato, los vecinos que habían visto lo sucedido llamaron a la policía y a una ambulancia, pero Ayala murió antes de que pudieran asistirlo los médicos. En el lugar, oficiales de la comisaría de Villa Industriales secuestraron una vaina servida de una pistola calibre 9 milímetros.

Poco después, los investigadores dieron con el Peugeot en Cosquín al 4900, a metros del cruce de esa calle con la avenida Cruz, en proximidades del barrio Piedrabuena, en la zona porteña de Villa Riachuelo. Ayer, los peritos de la Policía Científica de la Bonaerense y de la Policía Federal trabajaban sobre el vehículo en busca de huellas dactilares de los autores del crimen.

Desconsolada, la viuda de Ayala realizó declaraciones a la prensa ayer por la mañana. “Me quedo sola con mi hijo por estos delincuentes de mierda que lo asesinaron por un auto de porquería. Estoy podrida de estos pendejos de mierda que tienen 14 años y los largan de vuelta porque son menores de edad. Los tienen que matar a todos”, dijo. Por su parte, María Esther, madre de la víctima, reclamó al fiscal del caso y a las autoridades de seguridad que “hagan algo”. “No vino el fiscal, no vino (el gobernador Daniel) Scioli y no vino nadie. A mi hijo no me lo entregan desde ayer (por el martes) a las diez de la noche y no puedo darle un beso. Como madre, pido que hagan algo”, señaló. En la noche del martes, recordó la mujer, ella lo había llamado por teléfono “y no me atendía. Yo creí que era porque él, cuando maneja, no quiere atender el celular. Le dejé el mensajito y a los cinco minutos me llama mi nuera llorando y me dice ‘vení, Mary, por favor, que me dicen que lo asaltaron a Alex’”. Por lo que le contaron los vecinos, agregó, “es mentira que dicen que mi hijo se resistió”.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, a la casa de la familia Ayala sí concurrieron el subsecretario de Política Criminal e Investigación Judicial bonaerense, César Albarracín, y el director provincial de Investigación Judicial, Roberto Falcone, para conversar con la madre y la viuda de la víctima.

La investigación del episodio quedó a cargo de la Comisaría 7ª de Lanús y de un fiscal de instrucción de turno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Compartir: 

Twitter
 

El garaje donde Ayala pretendía estacionar su auto cuando dos asaltantes lo balearon.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.