SOCIEDAD › FUERTE MULTA POR PUBLICAR AVISOS EN LOS QUE SE SOLICITAN MUJERES PARA EL COMERCIO SEXUAL

Un diario tiene que pagar por tener sexo

La sanción fue aplicada por la Oficina de Monitoreo del Ministerio de Justicia al diario Clarín, por publicar avisos que solicitan personas destinadas al comercio sexual. Esos anuncios están prohibidos por un decreto presidencial.

 Por Mariana Carbajal

Por primera vez, un diario de tirada nacional fue sancionado por violar el decreto que prohíbe publicar avisos vinculados con la oferta de sexo. La penalización se aplicó al diario Clarín, que deberá pagar una multa de 362.534,40 pesos por incluir en sus clasificados anuncios que “hacen explícita o implícita referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual”. La sanción fue aplicada por la Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Comercio Sexual (OM), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, tras un largo proceso de intimaciones desoídas por el medio. El diario, informó la coordinadora del organismo, recibió cinco apercibimientos. Pero no es el único diario que continúa violando la norma: otros tres (La Voz del Interior, de Córdoba; La Capital, de Rosario, y el Río Negro, de esa provincia) también recibieron apercibimientos y podrían ser multados si no dejan de publicar los anuncios prohibidos.

La multa a Clarín corresponde a “la sanción de falta grave fruto de la reiteración de la conducta prohibida”, explicó Chantal Stevens, titular de la OM, que fue creada a partir del decreto 936/2011, del 5 de julio, firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La norma prohíbe la publicación de “los avisos que promuevan la oferta sexual, con la explícita o implícita referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual por cualquier medio, con la finalidad de prevenir el delito de trata de personas con fines de explotación sexual y la paulatina eliminación de las formas de discriminación de las mujeres”.

En el caso de Clarín, los clasificados publicados son para el reclutamiento de mujeres. “Este tipo de avisos es probablemente el más grave de todos, puesto que se relaciona directamente con la captación de mujeres para su explotación sexual o para la trata de personas con estos fines”, indicó Stevens.

Las actuaciones de la OM contra las publicaciones de solicitud de “señoritas” en Clarín se iniciaron en agosto de 2011 y, previo a la multa, hubo cinco instancias de intimación al medio, siguiendo el procedimiento administrativo que fija el decreto para aplicar sanciones, señaló la funcionaria.

El probable vínculo entre las redes de trata y los clasificados de pedido de “señoritas” fue advertido ya en 2010 por una resolución de la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (Ufase) de la Procuración General de la Nación, que sugirió una serie de medidas de control a los diarios para la publicación de los anuncios, a fin de evitar que sean soporte de bandas delictivas. Pero a partir del decreto 936/2011 directamente está prohibida su publicación.

Según informó Stevens, “Clarín es el medio gráfico que publica diariamente la mayor cantidad de avisos de comercio sexual”. Antes del decreto 936/2011, los anuncios de oferta sexual eran explícitos y el diario contaba con un rubro específico, el famoso Rubro 59. Pero también tenía avisos de ese tipo en el Rubro 47 de “Salud y Belleza” (para el ofrecimiento de “masajistas”) y en el Rubro 37 “Oficios y Ocupaciones Varias” (para la solicitud de “señoritas” y “recepcionistas” para “departamento privado”). “Todos estos avisos juntos sumaban más de 400 publicaciones diarias”, indicó. A partir de la prohibición, eliminó el Rubro 59 y “la cantidad de publicaciones descendió a un promedio de 220 anuncios diarios”, agregó. “Los avisos que antes promovían abiertamente la oferta sexual mutaron, incrementando considerablemente la cantidad de ofrecimientos de servicios de ‘masajistas’ y de ofrecimientos de ‘relaciones informales’ del Rubro 56 ‘Solos y Solas’”, puntualizó Stevens. En las primeras actuaciones de la OM, los avisos de reclutamiento se caracterizaban por solicitar una “señorita”, “para privado”, “departamento”, “boliche” o “whiskería”, sin especificar para qué tarea, con el ofrecimiento de una elevada suma de dinero (alrededor de $800 / $1000 diarios) o un porcentaje de comisión, con promesas generalmente de una paga diaria, turnos cortos y días francos, y, en ocasiones, hasta se aseguraba una vivienda. “Los teléfonos de contacto de la mayor parte de los avisos que han sido objeto de actuaciones se vinculaban con páginas web de oferta sexual explícita, dejando en evidencia la finalidad de los anuncios”, advirtió Stevens.

Luego de aplicar a Clarín un primer “apercibimiento”, los avisos dejaron de especificar esas características y se volvieron más engañosos. “Es decir que, en lugar de remover los avisos en infracción, removieron las características que se le habían detallado tanto en las actas de intimación como en la disposición de apercibimiento”, explicó la funcionaria.

Compartir: 

Twitter
 

El cabaret de Ushuaia allanado recientemente reclutaba mujeres a través de avisos en Clarín.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared