SOCIEDAD › EL SEGUNDO PRESO POR EL DOBLE CRIMEN DE CAÑUELAS TAMBIEN SE DECLARO INOCENTE

Un caso con dos detenidos y muchas dudas

A Ignacio Chavero lo apresaron con la sospecha de haber sido el autor material de los asesinatos. Ayer dijo que es inocente. La principal prueba en su contra es haber sido reconocido por una foto. Al final, quedó detenido como “coautor”.

Ignacio Daniel “Luli” Chavero, el segundo detenido por el crimen de los hermanos de Cañuelas, declaró ayer que no tiene ninguna relación con el hecho y pidió que se lo someta a una rueda de reconocimiento. Es que la principal prueba que lo vincula con el doble asesinato es su identificación a partir de una foto por parte de uno de los testigos presenciales. En tanto, el juez de Garantías Guillermo Atencio ratificó su detención como “coautor” de “doble homicidio calificado en concurso real con portación de arma de guerra”, la misma acusación que pesa sobre el otro imputado, Fernando Marconi. “La hipótesis de robo ya la he descartado”, adelantó el magistrado.

Chavero, de 28 años, dijo que “no tiene nada que ver con el hecho, que no conoce a Marconi (36) ni estuvo nunca en Cañuelas, y aportó un par de testigos que acreditarían que no estuvo el domingo (en la escena del crimen)”, relató el fiscal de la causa, Rodolfo Robatto. Sin embargo, el representante del Ministerio Público señaló que hay pruebas que lo complican. “Hasta el momento, tenemos un reconocimiento fotográfico por uno de los testigos presenciales y ciertas pruebas recolectadas que lo ponen en la ciudad de Cañuelas. Tenemos probado que (los imputados) tenían una relación y, también, están los restos encontrados de la fogata en la casa de Marconi que los vincula.”

En la hoguera, descubierta el domingo último en el primer allanamiento, los peritos habían encontrado un pedazo de tela que los testigos reconocieron como de la campera azul deportiva que llevaba el autor de los disparos y una zapatilla que coincidiría con la encontrada en el local luego del hecho, y que se presume fue la que perdió el atacante cuando trataba de escapar. Robatto dijo que solicitó un cotejo de ADN con ese calzado, que “coincide con el número de calzado del imputado (Marconi), que es 42, igual a lo que calza Chavero”. En el interior o en los cordones podrían haber quedado escamaciones de la piel.

Chavero fue detenido el miércoles como presunto autor material del asesinato de los hermanos Marcelo y Leonardo Massa en su casa ubicada en las calles 141 y 521 de un barrio periférico de La Plata. Quienes guiaron a su identificación fueron “testigos que aseguraron que durante la escapada, su cómplice (presuntamente Marconi) lo llamó por su apodo, Luli, y como Chavero tiene antecedentes por robo con una condena –de 4 años, según aseguró en su testimonio, de acuerdo con el fiscal–, el sistema judicial ya tenía registrado el sobrenombre”, especificó a este diario el juez Atencio. Luego, se hizo un identikit y coincidía perfectamente.

El asesinato de los hermanos Massa fue cometido pasadas las 19.30 del domingo, cuando se encontraban en su supermercado Doña Rosa, situado en Olavarría e Irigoyen, de Cañuelas. Hasta allí llegaron dos delincuentes en moto, uno de ellos bajó armado y los ejecutó a tiros, delante de otras personas, tras lo cual huyó junto a su cómplice, que estaba con casco, sin robar nada. La investigación avanza con la hipótesis de que se trató de una venganza porque Marconi fue condenado a 11 años de prisión por un asalto en el que baleó a Marcelo Massa, quien lo reconoció como su agresor, y que aprovechó su salida de la cárcel a principios de este año para matarlo.

En ese sentido, el juez Atencio detalló que “la hipótesis de robo ya fue descartada”. Sin embargo, fuentes policiales discrepan con la línea de la hipótesis principal: señalan que el autor material de los hechos habría entrado a robar al supermercado, pero uno de los hermanos trató de arrebatarle el arma y se produjo la pelea en la que el hombre perdió la zapatilla. Luego comenzó a disparar y se escapó corriendo hasta donde lo esperaba su cómplice.

El fiscal tendrá ahora 15 días para fundamentar el pedido de prisión preventiva. Marconi, que se entregó el martes, declaró el miércoles que al momento del doble crimen él estuvo en otro lugar, pero el fiscal sostuvo que hay indicios que lo comprometen, como la presencia de su moto en la puerta del supermercado, que “reconoció haber quemado una serie de cosas” y que se secuestraron elementos que los testigos “ubican en el lugar del hecho”. Según fuentes policiales, su coartada fue que estaba con una mujer, que negó haberlo visto en el último mes. No obstante, el fiscal precisó que los testigos dijeron que el cómplice del tirador aguardó afuera del comercio con “el casco puesto”, por lo que bien pudo o no haber sido Marconi.

Según Atencio, “el destino de Chavero dependerá de la rueda de reconocimiento”.

Informe: Rocío Magnani.

Compartir: 

Twitter
 

Luli Chavero pidió una rueda de reconocimiento con los testigos presenciales del hecho.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.