SOCIEDAD › DETIENEN A UN ENCARGADO Y BUSCAN A LA DOMESTICA POR UN HOMICIDIO EN UN DEPARTAMENTO

Con los enemigos en el propio edificio

En Palermo, un empresario halló a su esposa asesinada en su departamento, al regresar de un oficio religioso en un templo. La caja fuerte había sido abierta sin violencia y de allí habían desaparecido dinero y joyas. Los investigadores sospechan de su mucama y una cómplice, ambas de paradero desconocido. La fiscal que entiende en el caso ordenó la detención del encargado del edificio de Libertador al 3100, que se contradijo al declarar y a quien los videos registrados por las cámaras de seguridad comprometieron, porque se lo puede ver abriendo la puerta del lugar y acompañando a la supuesta cómplice del robo y asesinato hasta el primer piso, donde todo sucedió.

El crimen fue descubierto el sábado pasado poco antes del mediodía. El empresario textil Isaac Juejati, de 65 años, había salido alrededor de las 9.30 de la mañana para asistir, como todos los sábados, a una ceremonia religiosa en el templo de Palermo. La mujer había quedado sola con la empleada, porque “allí vivían los dos hijos del matrimonio, pero al momento del hecho no se hallaban”, explicó un jefe policial. Al regresar, alrededor de las 11.30, Juejati halló a su mujer, Alicia Ruth Sasson, de 53, muerta en la habitación del departamento que compartían en el primer piso de Libertador 3122. Sasson estaba atada de pies y manos con prendas de vestir, tenía una media en la boca; estaba arrodillada a un lado de la cama, y con la cabeza apoyada sobre el colchón. Los investigadores creen que murió asfixiada, y fuentes policiales señalaron que la hipótesis sería abonada porque Sasson sólo tenía algo de sangre en la boca.

Al encontrar a Sasson, Juejati dio aviso a la policía y revisó la habitación. Fue entonces cuando descubrió que una caja fuerte, que estaba en el placard, estaba abierta y que de ella faltaban joyas y alrededor de tres mil pesos en efectivo. Nada indicaba que hubiera sido forzada.

Poco después, arribaron al lugar efectivos de la Comisaría 53ª de la Policía Federal y de la Policía Científica. Al analizar la escena del crimen, hallaron huellas dactilares que se encuentran bajo estudio para dar con las sospechosas prófugas.

Juejati contó a los investigadores que temprano en la mañana del sábado, cuando se fue de la casa para asistir al oficio religioso, su mujer quedaba en la casa en compañía de Silvia, la empleada doméstica. Al regresar y hallar el cadáver de su esposa, no había nadie más en el departamento. Fuentes de la investigación señalaron que los agentes analizaron las imágenes registradas por las cámaras de seguridad instaladas en la entrada del edificio y descubrieron que, poco después de las 10 de la mañana, el encargado del inmueble franqueó el paso a una mujer a la que saludó y acompañó hasta la vivienda del primer piso, donde ocurrió el crimen.

Tras repasar esas imágenes, los detectives entrevistaron al encargado, quien se contradijo en sucesivas versiones. Por ello la fiscal que entiende en el caso, Graciela Bugueiro, ordenó detenerlo. Los pesquisas sospechan que la mucama y la mujer que ingresó en el edificio con el consentimiento del encargado habrían matado a Sasson para robarle el dinero y las joyas. La policía busca a ambas sospechosas desde el sábado, pero se desconocen sus identidades. La empleada doméstica había empezado a trabajar para la familia Juejati Sasson siete meses atrás, pero los investigadores establecieron que el nombre, el documento de identidad y otros datos que había presentado eran falsos.

Juejati es un empresario textil querido en la comunidad judía. El Gran Rabino de la Congregación Sefaradí, Yosef Chehebar, dijo que el asesinato de Sasson fue “una tragedia para la comunidad”. Los restos de la mujer fueron sepultados en el cementerio judío de Ciudadela, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.