SOCIEDAD › LA ONU FINANCIARA EL PROYECTO DE UN ARGENTINO

Diseño for export

Se trata de un habitáculo de emergencia para evacuados. Fue su tesis de graduación, en 2003. La Cancillería le ofreció exponerlo en un foro donde despertó el interés de la ONU.

Todavía no logra salir de su asombro. Nicolás García Mayor, un joven diseñador industrial argentino, acaba de ser invitado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para presentar un proyecto con el que venía trabajando desde hace años sin lograr despertar el interés de empresarios. Se trata de un habitáculo de emergencia para resguardar a evacuados y víctimas de desastres naturales y guerras. En mayo último, en el marco de una exposición anual sobre ayuda humanitaria, las autoridades de la ONU que participaron de ese evento quedaron impactadas ante el proyecto de García Mayor. La sorpresa para el argentino fue aún mayor: el organismo internacional le ofreció financiación y la posibilidad de exponer el producto nada más ni nada menos que en el 68º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU que comenzará el 18 de septiembre.

“Con este proyecto podemos salvar miles de vidas. Me da mucha alegría por eso. A diferencia de los trailers rígidos que son muy costosos y las tiendas de campaña que tienen complicaciones de armado, este habitáculo es mucho más flexible, liviano, movible y resistente. Tiene como ventaja, además, que no se apoya sobre el suelo, tiene unas patas telescópicas que permiten el armado sobre cualquier superficie. Hay que tener en cuenta que muchas veces son zonas inundadas o muy frías y dormir contra el suelo es un drama. El habitáculo lo puede armar una sola persona y hospeda hasta diez. Muchas veces los desastres separan a las familias numerosas. De esta manera pueden estar todos juntos y afrontar la catástrofe de otra manera”, explica García Mayor, de 34 años, en una charla con este diario.

El Cmax System, nombre con el que el diseñador bautizó al habitáculo en homenaje a su hermano Carlos Maximiliano, está hecho con polipropileno, aluminio y tela poliéster. A su vez, cuenta con módulos sanitarios y un kit de supervivencia adicionales.

El producto fue un diseño que acompañó al joven argentino, oriundo de Bahía Blanca, desde el comienzo de su carrera profesional. Para graduarse en la Universidad Nacional de La Plata, García Mayor presentó como tesis final el proyecto del habitáculo de emergencia con el que había trabajado durante un año. En el proceso de desarrollo del producto, para poder perfeccionarlo, consultó la opinión de arquitectos, sociólogos, geógrafos y personal de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires. A pocas semanas de haberse recibido en el 2003, aprobando la tesis, pero todavía sin trabajo, el diseñador industrial se fue a España en búsqueda de un futuro que el país no le ofrecía. “La estaba luchando como varios y no encontraba trabajo. Decidí irme y probar suerte allá. Presenté el proyecto en distintas instancias, pero siempre con la idea de volver al país para ayudar y dar una mano desde acá. Creo que este diseño es una gran esperanza para todos los argentinos, que nos renueva la confianza”, cuenta García Mayor, quien regresó a la Argentina en 2004.

El 22 de mayo de este año, el producto pudo participar, gracias a la gestión de la Cancillería argentina, del Foro Internacional para el Desarrollo de la Ayuda Humanitaria realizado en Washington. En ese evento, donde se reúnen distintas organizaciones internacionales como la ONU y Cruz Roja, el habitáculo de emergencia recibió innumerables elogios. “Las autoridades de la ONU me preguntaron si ya tenía partnership y me propusieron ser inversores. Después me invitaron para abrir las sesiones de la ONU en septiembre. Realmente no lo puedo creer todavía”, dice García Mayor. Cuando se inauguren las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, allí estará García Mayor, exponiendo su producto, ante los 193 representantes de los países miembros.

“Las empresas generalmente no tienen en cuenta el sector de la ayuda humanitaria. Lo que me propuse desde un comienzo es mejorar la vida de la gente, cómo podía darles un poco de dignidad a los millones de evacuados que existen hoy en el mundo. Creo que con este proyecto vamos a estar dándole muy pronto un gran alivio a todos los afectados por las catástrofes y las guerras”, dice, por último, el creador del habitáculo.

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

El habitáculo es flexible, liviano, movible y resistente. Y no se apoya sobre el suelo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.