SOCIEDAD › EL FESTEJO DEL DíA DE LA PRIMAVERA AFECTADO POR EL CLIMA

Aun bajo la lluvia

Se hizo la fiesta en Plaza de Mayo pero muchas otras tuvieron que ser suspendidas por el frío y el agua. Faltaron los chicos en los parques. En Mendoza la fiesta se hizo bajo la nieve.

Con menos brillo que el esperado porque la lluvia obligó a suspender parte de los festejos, varias organizaciones sociales celebraron a pesar de todo y contra todo la Primavera de la Patria Grande en la Plaza de Mayo, bajo el lema “sin alcohol ni drogas”, y con la presencia de comunidades latinoamericanas, juntas vecinales y la agrupación de Curas Villeros. De la iniciativa, patrocinada por la Secretaría de Cultura de la Nación, el Sedronar y el Ministerio de Planificación, participaron también Causa Popular, las juntas vecinales de las villas 21 de Barracas y 31 de Retiro, Los Piletones e integrantes de las colectividades boliviana, peruana, y paraguaya. En distintos lugares de la Capital Federal, Rosario, Córdoba y Mendoza, en este caso con nieve, miles de jóvenes salieron a festejar bajo la lluvia el cambio de temporada.

La idea central del festival en la Plaza de Mayo fue la de promover un festejo “sin excesos”, señaló Paula Stiven, una de las encargadas de organizar el encuentro, que volverá a repetirse en los próximos años, cada 21 de septiembre. A pesar del frío y de la lluvia, propias de un invierno que parece no querer irse, cientos de personas se acercaron a disfrutar de platos típicos regionales, bandas de rock, rap, danzas de los distintos países del continente, desfiles de moda y murgas.

Magalí Everton, una joven de la comunidad boliviana, sostuvo que le pareció “una idea muy importante” la de reunir a las distintas comunidades en un solo festejo. “Estamos muy contentos porque nos hemos encontrado con personas de otros países que viven como nosotros en Argentina y con los que no estamos acostumbrados a encontrarnos.” La mayoría de los presentes consideraron que fue “una buena idea reunir a los adultos con los jóvenes, a toda la familia, para compartir un festejo que es de todos”.

En la zona de Palermo, donde las concentraciones de jóvenes se produjeron por la mañana y hasta poco después del mediodía porque la lluvia provocó una estampida rumbo a casa. Nadia y Adam, ambos de 16 años, de la escuela Piedrabuena de Quilmes, resolvieron aguantar el chubasco y pasar todo el día en los bosques de Palermo. La mayor concentración se produjo en los alrededores del Planetario, donde además de celebrar la Primavera, podían visitar un stand del Ministerio de Justicia donde se explicaba la necesidad de luchar contra la trata de personas.

En Mendoza, la nieve se sumó a la lluvia y el viento, lo que obligó a que la Secretaría de Transporte y el Ministerio de Seguridad tuvieran que realizar un operativo para la evacuación de grupos de jóvenes que habían viajado con anticipación a la zona de Potrerillos y El Carrizal, para esperar allí la llegada de la nueva estación. Los micros tuvieron que usar caminos alternativos para que los chicos pudieran regresar a la ciudad de Mendoza.

Compartir: 

Twitter
 

En Palermo, los chicos arrancaron el festejo, pero el chaparrón de la tarde arruinó el picnic.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.