SOCIEDAD › LOS MILITARES URUGUAYOS CUSTODIARáN PLANTACIONES

Con el fumo a los cuarteles

Las fuerzas armadas uruguayas se encargarán de “la seguridad” de los cultivos de marihuana regulada, si prospera la idea del presidente José Mujica para que se plante en predios militares. El ministro de Defensa de Uruguay, Eleuterio Fernández Huidobro, confirmó que las fuerzas armadas deberán “ceder los predios” y se encargarán de su seguridad, si prospera la propuesta presidencial. En Viena, mientras tanto, el gobierno uruguayo defendió, ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU, la ley que pone bajo órbita estatal la producción y venta de marihuana, y aseguró que con la norma aprobada en 2013 no cree, ni quiere, “ser modelo para nadie”.

En declaraciones a radio Sarandí, el ministro Fernández Huidobro comparó el proceso de custodia de las plantaciones de marihuana con el trabajo que realizan los militares de los perímetros de las cárceles. “Al no estar legalizada la droga en otros países, no podemos permitir que la droga producida en Uruguay legalmente ingrese en otros países, principalmente en los países limítrofes”, agregó Fernández Huidobro. La posibilidad de que se cultive marihuana en campos militares fue sugerida por Mujica en una entrevista concedida ayer al diario chileno La Tercera. La ley que pone bajo órbita estatal la producción, venta y consumo de la droga fue sancionada en diciembre pasado, y el Poder Ejecutivo trabaja junto al resto de los ministerios en su reglamentación.

Entretanto, en Viena, el gobierno uruguayo defendió ante la CE de la ONU su política con respecto al tratamiento de las drogas. “Enfrentar el problema de las drogas requiere de un enfoque múltiple, de una gran flexibilidad, de comprensión por realidades diferentes, aceptando la posibilidad de transformaciones de las legislaciones nacionales o de impulsar cambios en la legislación internacional”, aseguró en su discurso el prosecretario de la presidencia, Diego Cánepa.

Si bien “el llamado ‘problema de las drogas’ es un fenómeno global, también tiene especificidades regionales y nacionales que no deben descuidarse a la hora del diseño e implementación de políticas”, fundamentó su posición Cánepa, a la cabeza del grupo que representó a Uruguay ante la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas.

La delegación está integrada además por el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada; el embajador de Uruguay ante la OEA, Milton Romani, y el representante en el país europeo, Carlos Barros.

En la lectura en la 57ª sesión de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, Uruguay sostuvo que ha “insistido todos estos años en promover la apertura de un debate amplio y fecundo sobre el modelo actual, conocido como ‘guerra contra las drogas’”.

“Constatamos que sigue habiendo varios enfoques, la aplicación de la estrategia generalmente no es equilibrada y es necesario el diálogo que nos permita avanzar para cumplir con los objetivos de las convenciones”, establece el documento del gobierno de José Mujica.

“La no penalización del consumo de marihuana en Uruguay, fundada en la normativa constitucional, junto a la prohibición del cultivo, la producción, comercialización, ha derivado en el desarrollo de un mercado ilegal en el cual el narcotráfico funda su accionar en nuestro país”, insistió Uruguay y remarcó: “No creemos, ni queremos, ser modelo para nadie”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.