SOCIEDAD › EL CRIMEN DE TRES POLICíAS EN 2007

Dos condenas en La Plata

Un ex policía bonaerense y el hijo de un ex agente del Servicio Penitenciario provincial fueron condenados por el asesinato de tres policías, ocurrido en 2007 en la Planta Transmisora del Ministerio de Seguridad provincial, en la localidad de Arana, partido de La Plata. El triple crimen causó en su momento una gran conmoción política.

El ex policía Marcos Casetti, de 29 años, y Mariano Ezequiel Filippi Medina, también de 29 (foto), fueron condenados por el crimen del sargento Pedro Germán Díaz, de 45, y los oficiales Ricardo Torres Barbosa, de 26, y Alejandro Rubén Vatalaro, de 27. El Tribunal Oral en lo Criminal II platense los encontró culpables por los delitos de “homicidio agravado y robo calificado” como “coautores igualmente responsables”. El próximo viernes dará a conocer la sentencia con la pena a cumplir.

El tribunal, integrado por los jueces Claudio Bernard, Silvia Hoerr y Liliana Torrisiel, consideró que “en las primeras horas del 19 de octubre de 2007, tres sujetos, uno de ellos funcionario policial que prestaba servicios en el lugar, irrumpieron en la sede” y, “portando dos armas blancas y una arma calibre 9 milímetros, ocasionaron múltiples heridas a los agentes en cumplimiento del servicio de guardia”. “Como consecuencia del ataque, se produjo el deceso de los agentes, tras lo cual los agresores se apoderaron ilegítimamente de al menos dos ametralladoras, dos cargadores de pistola calibre 9 milímetros, una escopeta Ithaca calibre 12/70, tres chalecos antibalas, dos pistolas calibre 9 milímetros, el teléfono celular de una de las víctimas y la camioneta Chevrolet asignada a la dependencia, en la que se dieron a la fuga”, afirmaron los jueces.

Tras el veredicto, Graciela Coronel, la madre de Vatalaro, se mostró “satisfecha” con las condenas, pero cuestionó que haya “otras once personas libres”. “Hay cosas que no nos quedan claras, hubo tres hipótesis: tema drogas, crimen pasional y atentado a la autoridad. Siempre nos quedará en la nebulosa el porqué”, afirmó Cristian, hermano de Vatalaro.

El hecho ocurrió la madrugada del 19 de octubre de 2007 en la planta transmisora ubicada en la calle 7 y 630 de Arana. En la primera línea de investigación, que tornó a lo pasional, se detuvo a dos hombres que después fueron liberados. Luego se investigó a una banda de ladrones y policías y se apresó a otros cinco hombres, quienes meses después también fueron desvinculados de la causa.

La investigación sufrió un vuelco importante cuando pasó a la órbita de la Fiscalía de Delitos Complejos. Los fiscales dieron crédito a un video grabado por el ex policía Casetti mientras estaba detenido en la Unidad Penitenciaria 9 de La Plata, en el que involucró en los crímenes a Filippi Medina y a Fernando Maciel, hasta hoy prófugo. Según ese video, el objetivo de ingresar a la planta era robar equipos de comunicaciones para armar una banda de secuestradores y producir un hecho de impacto político a pocos días de las elecciones de aquel año. Así, en noviembre de 2011, pidieron la elevación a juicio en base a pruebas como huellas dejadas en un llavero, testigos que lo vieron salir de la planta y la desaparición de su pistola 9 milímetros, con la que se habrían cometido los crímenes.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.