SOCIEDAD › EL CRIMEN DE NATALIA DI GALLO

Condena a 20 años

La Justicia condenó a veinte años de prisión a Nicolás Gómez, ex novio de Natalia Di Gallo, la adolescente que en 2004 fue hallada asesinada y violada en el Parque Pereyra Iraola, por considerar que la había “entregado” para que fuera abusada. El fallo del juicio finalizado a mediados de junio, cuyos fundamentos y condena se conocieron ayer, también ordena investigar quiénes cometieron el crimen, en base a pruebas obtenidas durante el juicio oral. Luego de conocido el monto de la pena, hubo un encontronazo entre familiares de la víctima y del condenado, en la sala de audiencias. El padre de Natalia, Juan Di Gallo, lamentó el resultado del juicio. “Ni me interesa la pena ni los veinte años a los que fue condenado Gómez. Quiero la muerte de Gómez”, dijo el hombre, algo por lo cual lo disculpó luego su abogado, Daniel Mazzochini, quien explicó que Di Gallo se dejó llevar por la frustración de estar pidiendo justicia hace más de diez años.

El Tribunal Oral en lo Criminal de Quilmes dio a conocer fundamentos y monto de la pena en una audiencia especial, que ya había anunciado el 17 de agosto, al fin del juicio oral en el que resolvió que Gómez sería condenado como partícipe necesario del crimen. La fiscalía había solicitado que Gómez fuera condenado a 23 años de prisión como partícipe necesario en el delito de “privación ilegítima de la libertad agravada por el resultado de muerte”. La querella había reclamado 25 años.

El abogado Mazzochini señaló la importancia de que el fallo ordene una investigación para encontrar a “los verdaderos asesinos” de Natalia, quien, de acuerdo con testimonios aportados por tres testigos durante el debate oral, falleció en una quinta de Florencio Varela. En el juicio, Martín Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez, en el que murieron Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, declaró que un conocido suyo alquilaba una quinta en Florencio Varela llamada Ensueños. De allí, contó Lanatta, su conocido le confesó haber “sacado muerta” a Natalia. Lanatta identificó a ese hombre y precisó que la quinta sería propiedad de dos personas con las que mantenía una relación comercial.

Natalia Di Gallo tenía 16 años cuando desapareció, el 29 de diciembre de 2003, cerca de la rotonda de Alpargatas, en Berazategui. Había salido con Gómez, quien aseguró que estaba con ella en su auto cuando un desconocido armado apareció, los obligó a bajar y se llevó a la chica luego de encerrarlo a él en el baúl. Tres días después, el 1º de enero de 2004, el cadáver de Natalia fue encontrado en un zanjón del Parque Pereyra Iraola. Los peritajes indicaron que había sido violada y asfixiada. La familia Di Gallo siempre acusó a Gómez de ser el entregador.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.