SOCIEDAD › LA JUSTICIA ACEPTA EL EXAMEN GENETICO AL POSIBLE HIJO DE MARITA VERON

Un ADN que al final se hace

La Cámara Federal de Córdoba ratificó la orden para hacerle los estudios a un chico que podría ser el nieto de Susana Trimarco. Un juez ya lo había dispuesto, pero la defensora oficial se opuso. Dijo que no había indicios que vincularan al niño con la joven desaparecida.

 Por Soledad Vallejos

La Justicia Federal ratificó la resolución que ordena el cotejo genetico para determinar si un niño criado en Córdoba por una persona que fue investigada por el secuestro de Marita Verón es el hijo que la joven tucumana parió en cautiverio. En fallo dividido de dos votos favorables y uno en contra, la Cámara Federal de Apelaciones cordobesa avaló la resolución del juez federal Nº2, Alejandro Sánchez Freytes, que había sido pedida por el fiscal Gustavo Vidal Lascano y objetado por la defensora oficial Mercedes Crespi. Los argumentos tras la decisión de los camaristas se conocerán el 10 de septiembre. El proceso de la prueba de ADN podría arrojar resultados en “30, 35 días”, de modo que “a mediados de octubre” podría saberse si el chico es el nieto de Susana Trimarco, explicó el abogado de la madre de Marita, José D’Antona.

“La decisión de la Cámara era algo que esperaba”, dijo D’Antona, quien también manifestó su asombro ante los argumentos de la defensora Crespi. “Estoy seguro de que Crespi no leyó el expediente”, agregó.

Con los votos favorable de los vocales Abel Sánchez Torres y José Vicente Muscará, y la oposición de Ignacio Vélez Funes, la decisión de la Sala A de la Cámara Federal fue rechazar el recurso de apelación planteado por la defensora oficial Crespi, quien reconocía que el chico “es pobre y es una posible víctima de un delito” de supresión de identidad, pero afirmaba, basándose en los mismos documentos de identidad que ponía bajo sospecha, “que el menor no es hijo de Marita Verón”. Crespi había explicado que “el Ministerio Público de la Defensa no se va a oponer a la averiguación de la identidad”, pero advertía que cotejar su ADN con el de la familia de Marita, como había autorizado el juez Sánchez Freytes, podía constituir “un avasallamiento” de sus derechos.

El miércoles de la semana próxima se conocerán los fundamentos de la resolución, que una vez informados podrían sustentar otro recurso de la Defensoría. Hasta entonces, formalmente el camino está allanado para que se realice la prueba genética. El abogado D’Antona prefirió reservar la información acerca de si Trimarco ya se había sometido a la extracción de sangre para realizar el cotejo, “para no entorpecer la investigación judicial”.

Aunque aún hay que esperar a que se conozcan los fundamentos de la resolución de la Cámara Federal para saber si la Defensoría promoverá algún otro recurso, la decisión allana el camino para que se lleve adelante la prueba genética, según fuentes judiciales.

En su pedido a la Cámara, Crespi había solicitado que, en lugar de proceder al cotejo de ADN con la familia de Marita, se realizara con “la actual madre adoptiva del chico”, Paola Ceballos, quien ya reconoció públicamente no ser su madre biológica.

Compartir: 

Twitter
 

Los abogados de Susana Trimarco impulsan el ADN del chico.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.