SOCIEDAD › REDUCCION DE PENA PARA LA BANDA ROSARINA DE LOS MONOS POR UN ACUERDO JUDICIAL

Un arreglo que es una monada

A través de un juicio abreviado, los acusados de la narcobanda criminal se declararon culpables y a cambio obtuvieron una reducción de la pena. La condena al cabecilla será de nueve años de prisión. El defensor general de Santa Fe criticó el acuerdo.

 Por José Maggi

Desde Rosario

La Justicia santafesina firmó ayer un acuerdo de juicio abreviado con los defensores de 14 de los 39 imputados en la causa que investiga a la narcobanda conocida como Los Monos, por el cual su principal cabecilla recibirá una condena de nueve años de prisión, ocho años para dos de sus secuaces y otras once penas de tres años. Además, otros cuatro acusados de participar de la asociación ilícita a la que se le endilgan amenazas, abuso y portación ilegal de armas y otros delitos solicitaron la suspensión de juicio a prueba (probation), lo que será evaluado por la Justicia. En tanto, los restantes 17 procesados en el caso –en su mayoría policías santafesinos– irán a juicio escrito por el viejo sistema penal de esta provincia. A pesar de la expectativa por incautar los bienes provenientes del negocio ilegal de Los Monos sólo devolverán una casaquinta con pileta en Pérez. El resto de los bienes “será sujeto a un análisis posterior”, explicó el verborrágico fiscal Guillermo Camporini.

“Se arribó a 14 condenas, de las cuales 10 son de prisión efectiva, y hay cuatro que son de ejecución condicional”, precisó la fiscal de Cámaras, Cristina Rubiolo, durante la rueda de prensa, acompañada por Camporini y el fiscal de grado Gonzalo Fernández Bussy.

Camporini explicó que a través del juicio abreviado, los acusados admiten los hechos imputados y obtienen a cambio una reducción de la pena: “Se asegura una sentencia de condena y se evita todo riesgo de tener una absolución” en un juicio ordinario, en referencia al juicio por el asesinato de Walter Cáceres, el joven hincha de Ñuls que viajaba en un micro que fuera emboscado en el acceso a Rosario por la autopista a Buenos Aires.

El mismo vocero remarcó a este diario: “Evaluamos, dentro del marco de la política de persecución penal, que lo que queremos es evitar que haya impunidad en causas así”. “Entendemos que éste es un primer paso importante para borrar esa idea de impunidad”, destacó paradójicamente.

En aras de defenderse, el fiscal Camporini retrucó las críticas del fiscal Mariano Ríos, quien se negó a firmar el acuerdo. “El doctor Ríos ya nos había hecho saber su postura frente al crimen de Demarre y figura en la causa un escrito con su firma donde reconoce que no hay elementos para condenar a Cantero”, afirmó con un dejo de maldad el fiscal de Cámara.

El acuerdo deberá ahora ser analizado por la jueza de instrucción Alejandra Rodenas –aunque sin posibilidad de veto, aclaró Camporini– y homologado por el juez de sentencia Julio García.

La condena para Cantero es de nueve años de prisión efectiva, quien en cuatro años y medio podría obtener la libertad condicional, atento a que lleva dos detenido. Sin embargo, antes de este tiempo, podrá lograr salidas transitorias, atento a que no se le aplicó la reincidencia, ya que se subsumieron tres delitos distintos: portación de armas de uso civil, asociación ilícita y el asesinato de Demarre. En este último delito se le cambió la figura de autor de homicidio calificado con premeditación por la de homicidio agravado, en calidad de partícipe secundario. Este punto fue el más polémico atento a que la expectativa de la pena por homicidio agravado era de 25 años, que fueron reducidos a nueve junto con las acusaciones de asociación ilícita y portación ilegal de arma.

Los fiscales defendieron el acuerdo ante el “riesgo” de una absolución y señalaron que esperan que las condenas del juicio abreviado puedan conjugarse con la investigación por narcotráfico contra la familia Cantero, que se tramita en la Justicia Federal rosarina.

También fueron condenados a 8 años de prisión efectiva por asociación ilícita y participación secundaria en un homicidio dos lugartenientes de Los Monos, Leandro Gordo Vilches y Roberto Ema Chamorro. El resto recibió penas de 3 años de prisión efectiva, como la madre de Cantero, Patricia Celestina Contreras, salvo cuatro casos de ejecución condicional.

Compartir: 

Twitter
 

Guille Cantero, principal cabecilla de Los Monos.
Imagen: Andrés Macera
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared