SOCIEDAD › EL VOLCAN CALBUCO DEJO DE EMITIR CENIZAS, PERO SIGUE “INESTABLE”

Se despeja el cielo en el sur

Mientras Chile mantenía la evacuación alrededor del cerro y no bajaba el alerta rojo porque el volcán sigue activo, en Neuquén y Río Negro comenzaban la limpieza. Bariloche reabre su aeropuerto hoy. La nube llegó a Chubut y está pasando al mar.

La situación general en territorio argentino por la caída de cenizas del volcán Calbuco mejoró en las últimas 24 horas, aunque las provincias afectadas permanecen alertas porque el macizo se mantiene “inestable” y podrían continuar las erupciones. En Neuquén y Río Negro la nube de cenizas comenzó a disiparse y las autoridades dispusieron iniciar la limpieza en las pistas de los aeropuertos locales. El Comité de Crisis neuquino anunció que mañana se reanudarán las clases en todo el distrito. Chubut, por su parte, ayer amaneció con el cielo negro. Los vuelos en la región permanecieron cerrados. El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernaageomin) de Chile indicó que sigue vigente el “alerta roja” en el país, debido a que podrían proseguir “las manifestaciones superficiales a causa de este ciclo eruptivo”.

El informe oficial del gobierno de Neuquén indicó ayer que “se registra una emanación de cenizas que no supera los 2 mil metros de altura y, hasta el momento, el viento predominante es hacia el este, y por ende el desplazamiento de la pluma de cenizas se dirige hacia la zona sur, fuera de la provincia de Neuquén”.

Los servicios públicos esenciales en la provincia se mantienen sin inconvenientes, tanto en lo que se refiere a energía eléctrica como al abastecimiento de agua potable. Personal del Ente Provincial de Energía (EPEN) y del Ente Provincial de Agua (EPAS) se encuentra operativo y preparado para la atención de cualquier novedad en los sistemas. En cada localidad se realizaron análisis del agua con resultados favorables.

El gobierno dispuso que se retome el dictado de clases en todos los establecimientos de la provincia. El 12º Distrito Neuquén de la Dirección Nacional de Vialidad informó que se habilitó el tránsito con extrema precaución en el Paso Internacional Cardenal Samoré, en el horario de 9 a 18, para vehículos livianos y colectivos.

“El cielo amaneció completamente diáfano y en las distintas ciudades se está levantando la ceniza”, señaló ayer el gobernador Jorge Sapag. El mandatario advirtió que “lo más peligroso son las rutas” que estuvieron cerradas durante los últimos dos días por la presencia de ceniza que se levantan con el paso de automóviles.

Luego de dos días en los que se esperaba la llegada del fenómeno al valle y al sector noreste de Chubut, la nube de ceniza cubrió ayer el cielo y provocó visibilidad reducida a 15 kilómetros en Trelew y a 10 en Puerto Madryn.

Tanto las autoridades de Neuquén como los de la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche dispusieron iniciar la limpieza en las pistas de los aeropuertos locales que estaban afectados por la ceniza y cerrados al transporte. Anoche, anunciaron que el aeropuerto de Bariloche reabre sus servicios hoy. Los vuelos de Buenos Aires hacia y desde Bahía Blanca, Neuquén, Bariloche y Chapelco ayer permanecieron cancelados. En tanto, los vuelos a Chile quedaron supeditados a la decisión de la compañía aérea. La operación aérea en Aeroparque fue normal, mientras que en Ezeiza los vuelos con destino a Chile estuvieron demorados.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernaageomin) de Chile advirtió que sigue vigente el “alerta roja” en la región afectada de Los Lagos, a unos 1300 kilómetros al sur de Santiago. El organismo señaló que el Calbuco, que entró en erupción por primera vez el miércoles a la tarde tras 43 años de inactividad, se mantiene “inestable” y podrían continuar las erupciones, principalmente de cenizas.

Además, precisó que las estaciones de monitoreo instaladas en las inmediaciones del macizo establecieron que la actividad “se mantiene inestable, y se mantendrán por ahora las erupciones, principalmente de cenizas, además de la generación de lahares (flujo de agua proveniente del derretimiento de hielos, mezclada con material volcánico y sedimentos)”.

El gobierno de Michelle Bachelet prohibió el ingreso en un radio de 20 kilómetros alrededor del volcán, por lo que las más de seis mil personas que viven en la zona permanecieron evacuadas en albergues y casas de familiares. Las cenizas cubrían ayer extensos sectores agrícolas y ganaderos. A los pies del macizo, en la localidad de Ensenada, completamente evacuada, las autoridades permitieron el regreso de sus pobladores por pocas horas para recoger enseres y alimentar a sus animales. Las autoridades trabajaban en la evacuación y alimentación de animales que quedaron abandonados a su suerte tras la sorpresiva erupción del volcán. Además, se intentaba sacar las cenizas de las calles y los techos de las casas.

El gobierno confirmó ayer que dará ayuda económica a los productores afectados. El ministro del Interior Rodrigo Peiñaillo anunció también que el gobierno otorgará “un bono para quienes no sólo han perdido su casa, sino también sus enseres”. “Las familias que perdieron sus viviendas van a tener el subsidio de reconstrucción”, agregó el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

En Bariloche y otras ciudades empezaron a limpiar calles y a despejar los aeropuertos.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.