SOCIEDAD

Limpieza del Germanwings

Las autoridades responsables de limpiar la zona de los Alpes franceses, donde el 24 de marzo cayó el avión de Germanwings que provocó 150 muertos, entre ellos tres argentinos, dieron ayer por finalizadas la limpieza. En total, retiraron 48 toneladas de escombros y otras 50 de suelo contaminado por el impacto. A poco más de un mes del siniestro, ya no quedan restos de fuselaje en el área montañosa, por lo que ahora se realizará una evaluación medioambiental y luego se pondrá en marcha un plan de descontaminación. Un equipo de 60 especialistas trabajó en la operación de limpieza y la nueva fase quedó a cargo del Ministerio de Ecología francés y de la prefectura local. El material recogido es custodiado en un hangar y a disposición de la Fiscalía de Marsella, encargada de la investigación de lo ocurrido. Esa dependencia judicial maneja como hipótesis principal que el copiloto Andreas Lubitz, alemán de 27 años, accionó el descenso del Airbus A230, que se dirigía de Barcelona (España) a Düsseldorf (Alemania), tras tomar los mandos y negarse a abrirle la puerta al comandante. Desde entonces, se supo que el hombre recibió hace años tratamiento psicoterapéutico por “tendencias suicidas” y que tenía un certificado médico de baja por enfermedad psiquiátrica que había roto y ocultado a la empresa, vigente para el día del siniestro. Trascendió, además, que buscó por Internet información sobre métodos para suicidarse y sobre el funcionamiento de las puertas de las cabinas de vuelo, según comunicó la fiscalía de Düsseldorf, que también investiga el hecho.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.