SOCIEDAD › UNA PERIODISTA Y SU CAMAROGRAFO MURIERON BALEADOS EN EE.UU. CUANDO HACIAN UNA NOTA EN VIVO

El reality que cruzó los límites

La periodista fue baleada mientras entrevistaba a una mujer por una nota de turismo, y la escena fue filmada por su cámara, quien luego también fue baleado. Ambos murieron. El agresor escapó y se suicidó en una ruta. Reclamo de la Casa Blanca.

Una periodista televisiva y el camarógrafo que la acompañaba, de la emisora WDBJ7, de la ciudad de Moneta, Virginia, Estados Unidos, fueron baleados y murieron mientras realizaban una entrevista con el móvil en un centro comercial. La mujer que era entrevistada, por una nota de turismo, intentó escapar y al darse vuelta recibió un tiro en la espalda y fue internada en estado de gravedad. El agresor había trabajado en la misma emisora y había sido despedido. El hombre filmó la escena con el celular y subió los videos a Facebook y Twitter. Fue perseguido por la policía y finalmente se suicidó en una ruta. La Casa Blanca se refirió al hecho como terrible y pidió al Parlamento que se tomaran medidas para endurecer la legislación sobre el uso y tenencia de armas.

El hecho se produjo en un centro comercial, cuando la reportera Alison Parker, de 24 años, entrevistaba a una empleada de la Cámara de Comercio para una nota sobre el turismo local. Parker y el cámara y fotógrafo Adam Ward, de 27 años, murieron en el ataque, que se produjo a las 6.45 de la mañana (7.45 de Argentina). La entrevistada, Vicki Gardner, resultó herida por un disparo en la espalda y fue internada en el hospital. Según el último informe médico, se encontraba estable.

En un video en el que se registraron los disparos que circuló en las redes sociales se oye una docena de disparos y gritos. El agresor había sido atrapado en la autopista I66, a casi 280 kilómetros del lugar del crimen. En la televisión estadounidense se reprodujeron las imágenes de la persecución y el impresionante despliegue policial.

El hombre fue identificado como Vester Flanagan y había trabajado formalmente en la emisora WDBJ7 de Virginia bajo el nombre de Bryce Williams. El atacante filmó el crimen de las dos víctimas y posteriormente difundió imágenes en Twitter y Facebook. “Yo filmé los disparos, mira Facebook”, se podía leer en su perfil. El video dura en total un minuto. Las imágenes fueron rápidamente eliminadas de las redes sociales.

“Alison hizo comentarios racistas”, tuiteó Flanagan, de origen afro, tras el crimen. Aparentemente también se quejó de que la periodista mantuviera su trabajo y él no.

Flanagan escapó en su automóvil. Mientras era perseguido por la policía en una autopista aceleró. Unos minutos después, el vehículo se alejó de la ruta y se estrelló. Los policías se acercaron al lugar del choque y encontraron al hombre con una herida de bala. Fue trasladado al hospital con “heridas graves”, dijo la policía. Inicialmente estuvo en condición crítica, y luego murió alrededor de las 13.30 local.

Consultado por Fox News, el gerente general de WDBJ7, Jeff Marks, dijo que el hombre de 41 años era una persona complicada, con la que no se había podido trabajar bien en equipo. Si bien sintió que había sido mal tratado, sus acusaciones carecían de sustento, aseguró Marks. Flanagan había trabajado durante dos años para la emisora.

Luego de que trascendiera la información, la Casa Blanca se refirió al hecho y dijo que éste refleja que la violencia de las armas se ha convertido en algo demasiado común en Estados Unidos, por lo que deben tomarse medidas para endurecer la legislación en esta materia.

“Este es otro ejemplo de la violencia de las armas que se está convirtiendo en excesivamente corriente”, dijo el vocero presidencial Josh Earnest. El vocero llamó al Congreso a volver a debatir medidas para el control de armas impulsadas por el presidente Barack Obama tras la masacre en la escuela Sandy Hook en 2012 y que fueron rechazadas en ese momento por los legisladores.

En tanto, la emisora ABC recibió un fax de 23 páginas de una persona a nombre del atacante, según sus propias indicaciones. ABC se refirió al escrito como “una especie de manifiesto” y lo entregó a las autoridades.

Parker, que empezó sus prácticas hace cuatro años en la emisora, era una “estrella del rock”, contó su compañera Kimberly McBroom. Tanto Ward como Parker estaban en pareja con otros dos empleados de la emisora.

“Estamos todos conmocionados”, dijo la vocera del canal, Jean Jadhon. En el estudio lloraban sus compañeros. “Los queremos, Alison y Adam”, tuiteó la emisora. “Nos rompe el corazón”, señaló el gerente Marks.

“Este es un día terrible para nuestra familia y la comunidad a la que servimos”, escribió el meteorólogo Brent Watts en Twitter.

Inmediatamente tras el hecho algunas calles cercanas al lugar fueron cerradas, así como las escuelas cercanas, como informó en Facebook el distrito escolar Bedford County. “La seguridad de nuestras escuelas y trabajadores está por encima de todo lo demás”, sostuvo.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) condenó el tiroteo e hizo notar que aunque se desconocen sus motivos, “sí sabemos que ser periodista es potencialmente peligroso en cualquier lugar del mundo”.

Compartir: 

Twitter
 

Alison Parker (izq.) en la escena de su propia muerte. El agresor, un colega, se suicidó más tarde.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.