SOCIEDAD › DENUNCIAN QUE EL TRASPASO DE TERRENOS PUBLICOS ESTUVO VICIADO

Alerta roja por Casa Amarilla

Vecinos de La Boca aseguran que la licitación de tres hectáreas de terrenos públicos fue hecha “a medida” para el Club Boca Juniors y reclaman la revisión del proceso. Señalan que esa tierra debía ser destinada a planes de viviendas sociales.

El único oferente en el proceso de licitación fue el Club Boca Juniors.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires avanzó en el traspaso de los terrenos del predio Casa Amarilla a Boca Juniors, para la construcción del estadio-shopping que reemplazará a La Bombonera. Las autoridades porteñas abrieron una licitación que, según los vecinos de la agrupación Boca propone y resiste, “está hecha a medida del club”, ya que entre las condiciones se exigía que el oferente posea un patrimonio de 100 millones de pesos y acredite 10 años de trabajo en el barrio. El martes, en las oficinas de la Corporación Buenos Aires Sur Sociedad del Estado (CBAS), el club xeneize presentó su oferta para quedarse con las tres hectáreas que estaban destinadas a resolver la emergencia habitacional de La Boca a través de la construcción de viviendas. Las organizaciones barriales denuncian que el gobierno porteño “priorizó los intereses económicos de un club de fútbol frente a las necesidades del barrio”.

Los representantes de los vecinos de La Boca que pudieron presenciarlo lo describieron como un “número teatral”. Luego de insistir y negociar con una funcionaria de CBAS, se permitió el ingreso de una de las vecinas y del abogado del grupo, en un acto que –se suponía– debía ser público. Según precisó a Página/12 Natalia Quinto, de la agrupación Boca propone y resiste, cuando llegaron los vecinos, las oficinas de Rabanal al 3200 se encontraban valladas y las puertas cerradas para quienes estuvieran interesados en el destino de los terrenos de Casa Amarilla. “Consideramos que la licitación vino a formalizar un acuerdo arreglado previamente, y lo confirmamos presenciando el acto, que más que un evento público parecía una reunión de amigos”, señaló Quinto.

En esas condiciones, el martes, se abrió el sobre presentado a la Licitación con Iniciativa Privada para el desarrollo y Mejoramiento Urbano Casa Amarilla por un único oferente: el Club Boca Juniors. Oficialmente, la dirigencia de la entidad sostiene que estos terrenos serán destinados para obras de uso comunitario; sin embargo, para los vecinos se trata de “otro de los artilugios legales para adquirir las tierras”. “Parece un tomada de pelo que en los papeles se diga que van a hacer un centro cultural si el propio Angelici le dice a los medios que quiere hacer un nuevo estadio”, explicó Quinto. Además, la vecina recordó el proyecto de ley presentado por el ex vicepresidente de Boca y diputado del bloque PRO Oscar Moscariello para un “Estadio y Complejo Deportivo del Club Atlético Boca Juniors”, que pretendía la “rezonificación de las manzanas de la Casa Amarilla” para dejar la zona apta para la megaobra.

“Aunque el proyecto fue archivado quedó en evidencia cuál era el destino de los terrenos para el gobierno porteño”, explicó a este medio Jonatan Baldiviezo, abogado del Observatorio del Derecho a la Ciudad y representante de los vecinos del barrio. Además del “direccionado” concurso de licitación, señaló, el traspaso de los terrenos resulta inconstitucional, ya que las tres hectáreas de Casa Amarilla fueron adquiridas con el propósito de dar solución a la emergencia habitacional de La Boca a través de la construcción de 1200 viviendas sociales, de las cuales se construyeron 438. Esos terrenos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC) fueron transferidos al Poder Ejecutivo encabezado entonces por Mauricio Macri, quien a través de un decreto los cedió a la CBAS. “Hicieron todas estas maniobras para soslayar las vías legales, pero sigue siendo inconstitucional porque la venta de toda tierra pública debe ser aprobada por la Legislatura porteña, excepto que se las destine para educación, salud y seguridad, que queda claro que no es lo que va a suceder”, añadió el letrado.

Para evitar que se complete la venta de los terrenos, los vecinos presentaron un amparo y un pedido de nulidad de la licitación. Mientras la Corporación Buenos Aires Sur avanza con la venta de los terrenos a Boca Juniors –debe evaluar que cumpla con las condiciones exigidas en el concurso–, los vecinos de La Boca esperan que la Justicia intervenga al término de la feria judicial. “Además del mal manejo del tema desde el primer día, el gobierno porteño está incumpliendo con la ley 2240, que declara la emergencia urbanística y ambiental en lo referido a vivienda, servicios y espacios verdes de La Boca”, subrayó Baldiviezo.

A través de un comunicado, la asociación La Boca resiste y propone señaló que “el acto fue una farsa” y añadió que “ante la presencia de cientos de vecinos e hinchas –quienes fueron filmados durante toda la manifestación por una persona de civil que estaba dentro del predio–” los directivos y abogados de CBAS debieron “armar un simulacro en el que abrieron el sobre del único que podía cumplir con los requisitos del pliego”. El grupo de vecinos manifestó que continuará “en estado de alerta”.

Informe: Paz Azcárate

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared