SOCIEDAD

Nuevo ataque de pirañas

Las palometas volvieron este verano a atacar a bañistas que disfrutaban de las playas de Garupá, como sucede en los últimos cuatro años, informaron fuentes municipales de esa ciudad misionera ubicada a unos 20 kilómetros de Posadas. Desde el comienzo de la temporada estival se registraron más de 15 casos de mordeduras, generalmente en los miembros inferiores, a bañistas que disfrutaban de las aguas de ese afluente del río Paraná. Las palometas o pirañas atacan principalmente en la zona de la ribera del arroyo o el solarium. Jorge Alegre, responsable del Area Náutica y Acuática de la municipalidad local, reconoció que “los ataques son producto de la poca aparición de grandes depredadores naturales de esta especie como son el pacú, el surubí y el dorado”. Esos peces “se ven obligados a habitar en la zona del canal del lago y poco se aventuran a las zonas de costa, situación que posibilita que las palometas se reproduzcan en mayor cantidad”, explicó el funcionario y apuntó además que otro de los factores que inciden en los ataques es “la temperatura del agua”. La mayoría de las mordeduras denunciadas se dan entre las 15 y las 17, cuando “el sol eleva la temperatura del agua en el lago”, indicó. “El año pasado, una de las acciones que se tomaron para poder frenar a las pirañas y alejarlas de donde estaba la gente fue la de colocar redes o vallas que, finalmente, no tuvieron el éxito esperado para resolver el fenómeno que parece acentuarse cada verano”, comentó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared