SOCIEDAD › CRECEN LOS CUESTIONAMIENTOS A LA POLíTICA DEL MACRISMO FRENTE AL DENGUE

Lo que pica es el desmantelamiento en salud

Los referentes gremiales en salud denuncian el despido masivo de agentes sanitarios como una de las causas de la mayor epidemia de dengue en la historia del país. Sostienen que los servicios de atención primaria están paralizados.

Referentes del área sindical de la salud, trabajadores y legisladores coincidieron en señalar que el trabajo preventivo y de lucha contra la epidemia del dengue durante la gestión PRO estuvo marcada por la “desidia”. El principal motivo, explican, es el “desmantelamiento” de la salud pública a nivel nacional, que combinada con un eje erróneo de la campaña provocaron una epidemia sin precedentes en Argentina. “Las fumigaciones y estrategias de comunicación no son eficientes si no se acompañan de trabajo en el territorio organizando a las comunidades”, sostuvo a Página/12 Jorge Yabkowski, titular de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), al recordar los despidos producidos en lo que va del año en esa área.

“Este año la comunicación fue el centro de la campaña para prevenir y atacar el dengue, focalizando la cuestión en lo que cada uno hace para combatirlo. Nosotros creemos que el Estado tiene que trabajar con la gente”, sintetizó el referente de Fesprosa, quien consideró que la posición del gobierno respecto al trabajo territorial “es complicada”. “Cuando despiden masivamente a agentes sanitarios y enfermeros que trabajan en el territorio se desentienden de un trabajo fundamental en la prevención de cualquier enfermedad, que es trabajar casa por casa”, agregó.

Para Graciela Ríos, delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Ministerio de Salud, la cuestión tampoco puede despegarse del “vaciamiento” de esa cartera. “Desde el 23 de diciembre todos los servicios de atención médica primaria quedaron paralizados. Tanto los camiones y consultorios móviles como los propios trabajadores que integraban áreas de abordaje territorial no están saliendo a trabajar”. Según contó Ríos, “los compañeros que permanecen en hospitales dicen que hay muchísimos casos que no se relevan y los medios apenas dan a conocer esta situación que es muy preocupante”. En ese sentido, agregó que además de dengue, “hay enfermedades de las que habían dejado de aparecer casos, como el hantavirus, que están volviendo” y otras “de contagio y que son típicas de esta época, como la bronquiolitis, que los trabajadores comentan con preocupación que los casos van en aumento”.

Juan Cabandié, diputado nacional por la Ciudad del Frente para la Victoria (FpV) que acompañó el reclamo de grupos de vecinos de distintos barrios por la falta de acción del gobierno porteño en la materia, consideró “lamentable” la falta de prevención y detección temprana de los casos de dengue. “El gobierno no escuchó cuando los especialistas en el área de salud dijeron que en la Ciudad no podían destinarse sólo dos hospitales para confirmar diagnósticos y esto provocó retrasos en los tratamientos de los focos de infección”. El legislador del mismo bloque, Gabriel Fuks, coincidió al manifestar la necesidad de declarar la emergencia sanitaria en la Ciudad, al registrarse un total de 11 muertes en todo el país apuntó a las responsabilidades de “la negligencia de un Estado que no informa, ni toma todas las medidas preventivas que tiene a su alcance”.

Por su parte, Nelson Giménez, coordinador de Equipos Territoriales del Ministerio de Salud de la Nación, sostuvo que “nuestra rutina actual consiste en cumplir horarios en una oficina, mirando la computadora y esperando que pase la hora porque desde diciembre nos comunicaron que no trabajamos en la calle”. Desde su rol y durante 2015, Giménez estuvo a cargo de coordinar operativos interdisciplinarios para trabajar en prevención, promoción y atención de la salud, con foco en zonas vulnerables. “Es una picardía que un programa como el nuestro con nuestra dimensión y nuestras competencias esté parado por decisión de las autoridades”, concluyó Giménez.

De acuerdo con información suministrada por el Ministerio de Salud, se notificaron 63.952 casos con sospecha de dengue (entre los que se cuentan probables, confirmados y en evaluación) en el período que va del 3 de enero al 30 de abril. La información oficial sostiene que “se reportaron 11 pacientes fallecidos con dengue que están siendo evaluados para su clasificación final”, que en situación de subregistro convierte a esta epidemia de dengue en la peor de la historia del país.

Informe: Paz Azcárate.

Compartir: 

Twitter
 

“Nuestra rutina actual consiste en cumplir horarios en una oficina, porque desde diciembre no trabajamos en la calle.”
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.