SOCIEDAD › SOSPECHAS DE INFANTICIDIO

La cuna que eran golpes

Los padres y la abuela de Thiago Ayllón, el bebé de ocho meses que el miércoles murió en el Hospital Materno Infantil de Jujuy tras cuatro días en terapia intensiva, continuarán detenidos. Fuentes judiciales informaron que la imputación contra ellos cambiará de “tentativa de homicidio” a “homicidio”, tras conocerse que la autopsia practicada al pequeño estableció la existencia de dos fracturas en la cabeza.

El bebé, de ocho meses, murió el miércoles pasado, en el Hospital Materno Infantil de Jujuy, tras permanecer internado cuatro días en terapia intensiva, con signos de haber sufrido una golpiza, lo que despertó las sospechas de los asistentes sociales, que hicieron la denuncia.

El fiscal de Investigación Nº 8, Alejandro Bossatti, informó que en las próximas horas cambiará la carátula de la causa, que pasará a ser “homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa”.

Bossatti informó que Thiago presentaba “dos fracturas en la parte superior de la cabeza y en la zona del parietal, por encima de la oreja, lesiones que no son compatibles con la caída de la cama sino que es una lesión severa que sería provocada”. La autopsia reveló la existencia de “graves lesiones” en el cuerpo, incompatibles con una caída de la cuna, algo que habían alegado sus familiares cuando lo llevaron al hospital, el sábado 30, en muy grave estado.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.