SOCIEDAD › LA ADUANA ARGENTINA CONTRA LAS PAPELERAS URUGUAYAS

Trabas de este lado del río

La Aduana bloqueó la exportación de partes destinadas a una de las plantas. Luego, la empresa que las producía suspendió la operación.

La instalación de las papeleras en la costa uruguaya sigue dando que hablar. La Aduana argentina bloqueó ayer la exportación desde Buenos Aires de una estructura que iba a ser utilizada para el montaje de una de las plantas que se levantarán sobre la costa del río Uruguay, frente a la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. Lo hizo argumentando las “consecuencias que provocaría su instalación en el medio ambiente y salud de la población”. Ante la dimensión que tomó el tema, la empresa fabricante de los productos a exportar desistió de la venta “hasta tanto no se aclare formalmente la posición argentina frente a la obra y la posible contaminación ambiental”.
El director general de Aduanas, Ricardo Echegaray, explicó ayer que la decisión del bloqueo se enmarcó en la aplicación de normas no económicas que tiene la Aduana en materia de medio ambiente y salud pública de la población. “La Aduana bloqueó la exportación a Uruguay de una estructura de instalación de turbinas y otra de línea de fibra que una empresa constructora argentina pretendió exportar al vecino país, con destino a la firma finlandesa Botnia, responsable del montaje de una planta papelera en Fray Bentos”, señaló el funcionario.
Más tarde, a través de una carta enviada a la Aduana, Martín Lara, despachante de Aduana de la firma exportadora argentina Prear, dejó sin efecto el expediente referido a la venta de los materiales “hasta tanto no se aclare formalmente la posición argentina frente a la obra y su posible contaminación ambiental”.
Para el funcionario estatal, este hecho no ocasionaría ningún tipo de conflicto con Uruguay, “ya que el mismo exportador desistió de efectuar la venta”, y en el caso de que no hubiese tomado esta decisión, tampoco la cuestión hubiese pasado a mayores.
El titular de la Aduana afirmó que la exportación, “valuada en tres millones de dólares, compromete, potencialmente, la aplicación de prohibiciones no económicas, que son aquellas medidas que utiliza la Aduana por diversas razones de Estado”.
En la disposición emitida desde la Dirección General de Aduanas se considera que la documentación aportada por el exportador es insuficiente para la elaboración del informe técnico obligatorio que exige la disposición (incumplía entre otras cosas, con el documento de pedido de compra o contrato de entrega y tampoco se había comprometido la fecha cierta de finalización de la operación). También se tomó en cuenta que el destino de los materiales era integrar la construcción de papeleras que “han suscitado controversia en virtud de las consecuencias que provocaría en el medio ambiente y salud de la población”.
Ante la situación descripta, el organismo estatal suspendió provisoriamente el trámite para la exportación de envíos escalonados de los materiales e intimó a la empresa para que presente la totalidad de la documentación que establecen las normativas, sometiendo la exportación a la intervención de un equipo de control que crea al efecto.
El subdirector general de Aduanas, Esteban Mengarelli, relató que “este tipo de operaciones tienen un pedido previo, por su envergadura. Son envíos escalonados porque no se puede hacer de una sola vez, es un envío que involucra una gran cantidad de camiones”, explicó Mengarelli.
Y, en ese marco, aclaró que “la carga sería controlada en la Aduana de San Pedro e iba a salir por la Aduana de Gualeguaychú”.
Cerca de Fray Bentos, que está separada de la argentina Gualeguaychú por el río Uruguay, se instalarán las plantas de celulosa Botnia, de capital finlandés, y Ence, de origen español, que suponen una inversión conjunta de 1700 millones de dólares, la mayor en la historia de ese país de 3,3 millones de habitantes.
Argentina objeta las obras por considerar que implican un riesgo de contaminación. En ese contexto, la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú anunció que el próximo miércoles realizará una marcha en Buenos Aires conprotestas frente a las embajadas de Uruguay, Finlandia y España contra la instalación de las papeleras en Fray Bentos y contra las empresas con sede en esos dos países europeos.

Compartir: 

Twitter
 

La Aduana bloqueó la exportación por “las consecuencias que provocaría en el medio ambiente y salud de la población”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.