SOCIEDAD › CERRAJERO ACUSADO DE ROBAR CAJAS DE SEGURIDAD

Un “bocho” que fue detenido

 Por Pedro Lipcovich

El dueño de una cerrajería en el barrio de Montserrat está preso, acusado de ser el “bocho” (según una fuente de la investigación), el brillante creador de un método para abrir sin violencia cajas de seguridad bancarias que habría permitido robar, en 25 bancos de la Argentina y Uruguay una suma superior a los 30 millones de dólares. La banda, integrada por cerca de 30 personas, ganaba acceso a los recintos de seguridad bancarios alquilando cajas con documentos falsos; incluía también a un contador, que “entregaba” datos sobre sus clientes.

El local de cerrajería está en México entre Sarandí y Combate de los Pozos, y su titular –identificado como Eugenio C., de 55 años– fue detenido en su casa de Pilar, valuada en 300.000 dólares, a la que se había mudado desde su primera, humilde vivienda en Villa Diamante. El cerrajero era considerado uno de los mejores especialistas del país en cajas de seguridad, y efectuaba trabajos de reparación y mantenimiento en diversas entidades bancarias.

“El maestro”, como lo llamaban sus cómplices, había desarrollado un dispositivo basado en “un fino alambre adosado a una llave ‘ciega’ (es decir, todavía sin grabar): cuando el alambre se introducía en la cerradura de la caja de seguridad, iba marcando las ‘caídas’ del interior de la cerradura sobre la llave; cada cerradura tiene cinco caídas; a partir de esas marcas, y mediante una plantilla especial, el ‘maestro’ obtenía la llave adecuada”, explicó una fuente de la investigación.

Para acceder a los recintos bancarios, integrantes de la banda alquilaban a su vez, utilizando documentos falsificados, cajas de seguridad. Según los investigadores, el total de miembros de la banda ascendía a 28, de los cuales 23 están detenidos o excarcelados bajo proceso. El organizador de las acciones era Pablo Pérez Brown, de 45 años, ya detenido. “No abrían las cajas al tuntún: contaban con datos proporcionados por un contador, que les informaba en qué cajas de qué bancos tenían dinero sus clientes”, aseguró la fuente.

Así “robaron cajas en 25 bancos de la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano, Rosario, Mar del Plata, San Juan, Córdoba y también en Uruguay”. El total de lo robado superaría los 30 millones de dólares en efectivo, además de joyas y valores. Quedan fuera de cómputo diversos casos que no fueron denunciados porque los damnificados llegaron a acuerdos particulares con los bancos.

“Estos son más vivos que los de Acasusso”, dijo a este diario un investigador, comparándolos con los responsables del reciente robo al Banco Río. Es que “sin ser descubiertos operaron desde 1999 hasta hace seis meses, cuando empezamos a desbaratar la organización”. El investigador también comparó ventajosamente a sus investigados con los ladrones de cajas de seguridad en el Banco Nación, hace varios meses: “Esos las habían forzado con barretas; estos las abrían sin violencia”.

La causa está a cargo de la jueza de instrucción porteña María Gabriela Lanz, con participación de la comisaría 1ª de la Ciudad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.