SOCIEDAD › LA ONU ADVIERTE QUE AUMENTO EL USO DE LA MARIHUANA

Cannabis, al tope del consumo

 Por Pedro Lipcovich

El consumo de cannabis se incrementó en el último año hasta llegar a 162 millones de personas, casi el cuatro por ciento de la población mundial y tres veces más que el conjunto de todas las otras sustancias prohibidas. Una de cada cinco personas en el mundo –200 millones de personas– consumió alguna sustancia ilegal en 2005. Los datos fueron dados a conocer por la Oficina contra la Droga y el Delito, de las Naciones Unidas (Unodc). Según el informe, también “hay tendencias a la suba en el uso de opiáceos y anfetaminas, incluyendo el éxtasis”; en contrapartida, “por primera vez en años, el uso de cocaína disminuyó”. Especialistas en la estrategia de reducción de daños cuestionaron aspectos del documento, que avala la política antidroga más dura, sostenida por Estados Unidos.

La cannabis es “por un amplio margen, la droga ilícita más popular en el mundo” y “en muchos países las faltas relacionadas con ella se tratan con más contemplaciones que las vinculadas con otros narcóticos”, señala la Unodc. La producción global de cannabis “que había caído a fines de los ’80, creció nuevamente en los ’90 y continúa en alza en el nuevo milenio”. Los 162 millones de consumidores estimados son “un diez por ciento más que a fines de los ‘90”, según el informe, que advierte sobre la creciente disponibilidad de cannabis “de alta potencia”, con más riesgos de efectos adversos.

A la cannabis la siguen las anfetaminas, incluido el éxtasis, con 35 millones de consumidores en el mundo. Este consumo en 2005 fue “ligeramente superior al del año anterior”; el uso de anfetaminas “aumenta en países en desarrollo” y “tiende a mantenerse estable en Europa y las Américas”. También “sigue estable la cantidad de usuarios de opiáceos”, que llega a 16 millones, la mayoría de los cuales consumen heroína.

En cuanto a la cocaína, se estiman 13 millones de usuarios en el mundo. En Estados Unidos “se detectó una moderada disminución en el consumo” que, entre 2003 y 2004, bajó de 2,5 a 2,4 por ciento de las personas de 12 y más años de edad. De todos modos, “dos tercios del consumo mundial de cocaína corresponden a Estados Unidos, donde reside más de la mitad de los usuarios de esta droga”. En Europa central y oriental, la cantidad de usuarios llega al 1,1 por ciento de la población, con tendencia al aumento.

En la Argentina, para la cocaína “hay una tendencia estable”; el 0,3 por ciento de la población habría consumido esta sustancia en 2004. Sin embargo, José Granero, titular de la Sedronar, advirtió sobre “la aparición fulgurante de la pasta base de cocaína, el paco”.

El cultivo de coca se mantuvo relativamente estable en el mundo; el país donde más disminuyó fue Bolivia, donde cayó casi un diez por ciento, de 17.700 a 25.400 hectáreas. Aumentó sensiblemente en Colombia: de 80.000 a 86.000 hectáreas. Sin embargo el director de la Onudc, Antonio María Costa, sostuvo que Colombia tuvo un papel “destacado” en la reducción de cultivos, en una conferencia de prensa en la que se presentó rodeado por los máximos responsables de la lucha antidroga en Estados Unidos, y en la que sostuvo que “el problema mundial de las drogas está siendo contenido”.

Esta última afirmación es “un insulto a la ciencia”, según Martín Jelsma, titular de la sección Drogas y Democracia del Transnational Instituto (TNI), para quien “el informe muestra un desfasaje entre su parte más científica, preparada por investigadores, y la parte política, muy determinada por el condicionamiento que Estados Unidos hace de los fondos que entrega a la Unodc”. Jelsma deploró que “el informe no mencione la estrategia de reducción de daños, que fue adoptada por muchos países en los últimos años con resultados positivos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.