SOCIEDAD

Trágico vuelco de un micro que iba a Mar del Plata

Dos muertos y 21 heridos, uno de gravedad, fue el saldo del accidente que protagonizó un coche de Micromar. Fue por una maniobra brusca, en la Autovía 2.

Faltaban pocos minutos para las 11 de la mañana y en la Autovía 2, a la altura de Castelli, el tránsito era el normal para la época. Pero en la mano que va hacia Mar del Plata, un insólito accidente volvió a convertir esa ruta en un escenario de tragedia. Una maniobra brusca, que hasta ahora nadie sabe explicar bien por qué razón, terminó con el vehículo volcado, desplazándose en medio del asfalto. Pudo ser por un error del chofer o por la imprudencia de algún otro vehículo, que obligó a pegar un volantazo. Lo cierto es que el ómnibus no pudo recuperar su estabilidad. El saldo fue de dos pasajeros muertos y otros 21 heridos, uno de ellos de gravedad.

Las dos víctimas fatales, según fuentes policiales, son una mujer identificada como Margarita González, de 58 años, y Walter Ibarra, de 20 años, mientras que entre los heridos, una niña de cinco años debió ser trasladada en helicóptero hacia el hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, porque presentaba una fractura de alta complejidad. El resto fue trasladado a centros de salud de la zona y todos están fuera de peligro.

Bomberos de Castelli que trabajaron en el lugar aseguraron que, al llegar, la escena era “caótica”. “Había personas heridas dentro del micro, en la banquina y en el asfalto”, reportaron. Si bien la mayoría de los heridos habían salido del vehículo por sus propios medios, se debieron utilizar tijeras mecánicas especiales para cortar los hierros del micro que “no permitían rescatar a siete de ellos”, informaron los bomberos.

Si bien recién se están realizando las primeras pericias, ya se perfilan dos hipótesis sobre las causas del vuelco del micro, perteneciente a la empresa Micromar. Por un lado, en los primeros momentos después del accidente, uno de los choferes relató a las autoridades de la firma la manera en que se desencadenó el accidente. Según voceros de la compañía, el conductor aseguró que “un automóvil particular realizó una mala maniobra por delante del bus” y que, al intentar esquivarlo, “perdió el control” de la unidad.

No obstante, los investigadores exploran todavía la posibilidad de un error del chofer, ya que aún no existen indicios firmes de que otro automóvil hubiera participado en la secuencia. “Por el momento, no tenemos ningún elemento técnico o físico para poder hablar de otro vehículo”, sostuvieron desde la Policía Vial de Castelli.

En ese sentido, poco después del accidente se empezó a especular con la posibilidad de que el chofer se hubiera quedado dormido. Rápidamente, desde Micromar sostuvieron que los dos conductores del bus “habían tenido 31 horas de descanso desde el anterior viaje”. “Estamos tranquilos sobre eso, porque reunían todas las condiciones necesarias. Son choferes que hacen de manera habitual la ruta Buenos Aires-Mar del Plata”, dijo un directivo a Página/12.

El conductor que iba al mando en el momento del accidente, quien sufrió un shock nervioso a raíz de lo sucedido, quedó demorado en la comisaría de Castelli, a disposición del fiscal Diego Araujo, del Departamento Judicial de Dolores. Araujo ordenó que se le realice una extracción de sangre para realizar exámenes toxicológicos, cuyos resultados estarán listos en los próximos días. La causa fue caratulada como “doble homicidio culposo y lesiones culposas reiteradas, en concurso ideal”, según fuentes judiciales.

El interno 4510 de Micromar, de dos pisos, había partido desde Retiro a las ocho, con 33 pasajeros, con destino a Mar del Plata y Miramar. El vuelco se produjo en el kilómetro 185 de la Autovía 2.

Compartir: 

Twitter
 

Algunos pasajeros salieron por sus propios medios y otros fueron rescatados por los bomberos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.