EL PAíS

El Banco del Sur arranca, sin la alegría brasileña

Argentina y Venezuela avanzan en la creación de una entidad financiera, a la que se sumarían Bolivia y Ecuador, pero no Brasil.

 Por R. D.
Desde Puerto Ordaz

La demora de Brasil en fijar una posición respecto de la creación de un banco regional decidió a Venezuela y Argentina a largarse solos con el proyecto. “La idea nació en ámbitos multilaterales, pero lamentablemente el tratamiento en esos ámbitos quedó sólo en eso, en mero tratamiento”, respondió Néstor Kirchner a este enviado de Página/12, en referencia a los debates de la propuesta en las últimas cumbres del Mercosur. Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil, aparecía en los papeles como uno de los más entusiasmados con la idea, y así se lo había transmitido a Felisa Miceli en encuentros bilaterales que mantuvieron durante el año pasado. Sin embargo, el gobierno de Lula prefirió poner el tema en el freezer posteriormente. Si no se sube, el tren sigue adelante, pareció ser el mensaje que ayer le enviaron desde Puerto Ordaz sus pares Kirchner y Hugo Chávez.

El compromiso firmado en el departamento de Anzoátegui, al sudeste de Venezuela, establece la conformación de una comisión mixta que en el término de 120 días defina la estructura de organización del Banco del Sur, un programa de captación de recursos y el probable capital inicial para su puesta en marcha. Ambos mandatarios, en sus discursos, destacaron esta decisión como “un hecho histórico, de trascendencia estratégica, el paso más importante hacia la independencia de nuestros pueblos”.

En su respuesta a Página/12, Kirchner explicó que el proyecto “nace bilateral pero sin abandonar su filosofía multilateral”, señalando que esperaba en un futuro la incorporación de otros países de la región, “no importa en qué bloque estén, si Mercosur o el CAN (Comunidad Andina de Naciones)”. Parecía un mensaje a Lula, pero después, cuando habló Chávez, quedó en claro que era precisamente eso. “Hemos tenido conversaciones recientes, muy recientes, con Evo (Morales) y Rafael Correa (Ecuador) y nos han expresado su voluntad de sumarse”, agregó el jefe de gobierno bolivariano a la respuesta de Kirchner a este diario.

“Acordamos que la sede principal será en Caracas, y habrá una segunda sede en Buenos Aires, pero por ahora, ya que el memorándum establece que podrán sumarse otros países en cualquier momento del proceso”, amplió Chávez. Y frente a una pregunta de este diario acerca de las acciones concretas que podría desarrollar el futuro Banco del Sur, Chávez se explayó: “Tenemos visualizados algunos proyectos, como el tramo del Gasoducto del Sur que va de Bolivia a Buenos Aires”. Y agregó que “contando con un fondo inicial, después es posible salir a recoger recursos en los mercados financieros de hasta cuatro y cinco veces ese monto”.

En cuanto a la composición inicial del capital, explicó que “comenzaremos de manera modesta, con un pequeño aporte por país”, incluyendo en esta proyección su aspiración a que “pronto se puedan sumar Bolivia y Ecuador”. Pero Chávez inmediatamente abrió el horizonte preguntándose “dónde están hoy nuestras reservas (internacionales); Venezuela tiene 35 mil millones de dólares, Argentina una cifra similar, Lula me decía hace poco que Brasil anda por los 60 mil millones, y gran parte de estos dineros los tenemos colocados en bancos del norte. Sólo juntando las reservas de estos tres países pudiéramos acercarnos a una cifra de 150 mil millones de dólares”. Indicó, enseguida, que “es posible que movamos parte de nuestras reservas hacia el Banco del Sur”, en referencia a Venezuela y Argentina, claro.

“¿Cómo evitarán que ese banco se impregne de la lógica de los bancos privados y pierda el sentido original?”, preguntó Página/12 a Kirchner. “El concepto es que este banco tenga una filosofía diferente, no sólo respecto a la banca privada, sino en relación con otros bancos multilaterales que nacieron para promover el desarrollo de nuestros países y terminaron siendo un castigo”, respondió el presidente.


Un kit con petróleo, leche y bonos

En total, Néstor Kirchner y Hugo Chávez rubricaron 17 memoranda y convenios de cooperación. Esta es la lista de los más relevantes.

- Enarsa y Pdvsa iniciaron actividades de perforación en áreas de la faja del Orinoco, una de las zonas más ricas del mundo. Del Proyecto Orinoco Magna participarán otras empresas regionales, como Ancap (uruguaya) y Petrobras (brasilera), y privadas, como Repsol YPF. Según el documento, del primer pozo explorado, Pdvsa se quedará con el 51 por ciento del crudo que se extraiga y el 49 por ciento restante se repartirá entre Argentina y Uruguay. Según Julio De Vido, en 2009 se verán los primeros resultados.

- Salvataje a SanCor. La láctea percibirá 135 millones de dólares para capital de trabajo y refinanciamiento de su deuda. El primer desembolso será por 15 millones de dólares.

- A través del INTI se le harán llegar al gobierno venezolano todos los elementos técnicos para que instale una planta láctea en su país. Se utilizará una fábrica de la ex Parmalat.

- Una emisión conjunta de bonos por 1500 millones de dólares. La parte argentina la suscribirá directamente Venezuela. La oferta de este título cerrará el próximo 1º de marzo.

- Venezuela aseguró la provisión de fuel-oil a la Argentina, a través de Enarsa, aunque se desconocen las condiciones.

- Una alianza informativa mutua entre las agencias oficiales de noticias Télam y Bolivariana de Noticias.

- Una comisión especial analizará el status del Banco del Sur, que deberá entregar sus conclusiones en los próximos 120 días.

- Venezuela comprará 10 mil toneladas de carne y 5 mil de pollo. También adquirirá cuarenta micros.

Compartir: 

Twitter
 

Néstor Kirchner y Hugo Chávez acordaron crear una comisión para definir aspectos claves del proyecto.
SUBNOTAS
  • El Banco del Sur arranca, sin la alegría brasileña
    Por R. D.
    Desde Puerto Ordaz
  • La novedosa complejidad
    Por Mario Wainfeld
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.