SOCIEDAD › EL MONUMENTO YA ES PATRIMONIO CULTURAL

Colón tiene su público

 Por Eduardo Videla

La Legislatura porteña aprobó ayer una ley que declara al monumento a Cristóbal Colón “bien integrante del patrimonio cultural” de la Ciudad, con el objetivo de frenar el proyecto que impulsa el Poder Ejecutivo nacional para trasladar esa imagen a Mar del Plata.

La norma obtuvo sanción definitiva al ser apoyada en segunda lectura por los bloques del PRO, la Coalición Cívica y Proyecto Sur, mientras que el interbloque del Frente para la Victoria y otros diputados se abstuvieron.

La iniciativa fue presentada por el diputado Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica. “Ahora, quien quiera trasladar ese monumento, aunque sea dentro de la Ciudad, deberá pedir autorización a la Legislatura”, dijo el legislador a Página/12.

–Cuando se trasladaron monumentos en la avenida 9 de Julio para la construcción del metrobus, ¿se pidió autorización a la Legislatura? – preguntó Página/12.

–No, es cierto, pero se presentaron muchos pedidos de informes.

La escultura, que es objeto de una disputa legal y de una puja entre Nación y Ciudad, está ubicada en el parque Colón, aunque el marino genovés ya no está de pie sino acostado sobre tarimas de madera en ese mismo predio, detrás de la Casa Rosada.

La ley que declara al monumento a Cristóbal Colón “bien integrante del patrimonio cultural” de la Ciudad fue aprobada en segunda lectura, sobre tablas, con 35 votos positivos y 14 abstenciones. El expediente había tenido aprobación inicial en mayo y la semana pasada fue sometido al debate en una audiencia pública.

El autor consideró que además del valor de la obra de arte la iniciativa legislativa tomaba “una relevancia aún mayor ante las versiones de una supuesta voluntad de trasladar este monumento hacia la ciudad de Mar del Plata, lo que representaría una afectación a la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires y una pérdida invalorable e insustituible de su patrimonio”.

El martes se realizó una audiencia pública con duras críticas a la propuesta del gobierno nacional de trasladar el monumento a Colón a Mar del Plata y reemplazarlo por otra escultura dedicada a Juana Azurduy, figura de la lucha por la Independencia, donada por el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El monumento es objeto de una disputa judicial. El 31 de mayo la jueza María Alejandra Biotti dispuso que por tres meses el gobierno nacional no podría trasladar el monumento pero autorizó a bajarlo del pedestal para su reparación. La escultura fue donada por la comunidad italiana en Argentina en 1921. El lugar donde está emplazada es una plaza porteña pero cuyo uso fue cedido a la Nación, para la seguridad presidencial, por el gobierno porteño, durante la gestión de Jorge Telerman. Por esa razón está enrejada y el acceso a ese espacio no está permitido para el público.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Colón tiene su público
    Por Eduardo Videla
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.