18:27 › INCENDIOS EN CHILE

Los mapuches rechazan la acusación de Piñera

Luego de que, invocando la ley antiterrorista, el gobierno chileno presentara una querella criminal sugiriendo que un grupo radical mapuche es el autor del fuego que ya se cobró la vida de siete brigadistas en la comuna de Carahue, el werken de la Coordinadora Arauco Malleco, Angol Huenchullan, exigió que el Ejecutivo al frente de Sebastián Piñera pida "disculpas" por esas declaraciones que "claramente generarán que aumente la represión contra el pueblo" originario.

El ministro del Interior trasandino, Rodrigo Hinzpeter, había acusado a la CAM de haber "reivindicado" el incendio de un helicóptero destinado a apagar el fuego que afecta al sur del país y que es considerado como un "atentado terrorista". Para el ministro, "a partir de eso uno puede conjeturar y decir quién está detrás de otros incendios que pueden ser intencionales".

Los comuneros rechazaron esta insinuación y por ello, su vocero, Huenchullan, condenó la actitud del funcionario y calificó de "graves" sus palabras. "Nosotros rechazamos categóricamente los dichos y exigimos al ministro Hinzpeter que pida disculpas porque sus declaraciones, claramente, generarán que aumente la represión contra el pueblo mapuche", dijo a DPA.

De la misma manera, el abogado Nelson Miranda, defensor de los comuneros mapuches, declaró que con estas acusaciones el gobierno busca "criminalizar más aún la reivindicación que lleva adelante" esa comunidad indígena y, en su criterio, "todo este caso ha servido para invocar nuevamente la Ley Antiterrorista contra el pueblo mapuche, una ley que se generó en tiempos de Pinochet y no responden a ningún estándar internacional respecto a un debido proceso".

Las palabras del ministro también despertaron comentarios en la Justicia. El fiscal nacional, Sabas Chahuán, reaccionó pidiendo cautela a la autoridad, señalando que los siniestros pudieron ser ocasionados por "simple negligencia". De todas formas, a través de un comunicado oficial, la Moneda hizo énfasis en las declaraciones del presidente Sebastián Piñera, quien insiste en que detrás del incendio hay "una mano criminal". "El gobierno -dijo- tiene la información y la evidencia que nos hace presumir que detrás de muchos de estos incendios no está sólo el azar y la naturaleza, está la mano perversa y criminal de algunas personas."

De los 52 focos de incendios que los últimos once días estallaron en una extensión de 1.500 kilometros de territorio en el sur chileno, actualmente hay 38 activos, la mitad de ellos contenidos, según el gobierno. En la zona aún no ha podido ser controlado el siniestro pese al despliegue de casi dos millares de brigadistas, decenas de aeronaves y equipos de Argentina, Australia, Uruguay y Estados Unidos.

Los siniestros destruyeron ya unas 9.000 hectáreas en la región agrícola del Maule, donde la situación está bajo control, unas 30 mil hectáreas forestales en la región del Bio Bio, donde murieron los siete brigadistas, y unas 15 mil hectáreas en el parque Torres del Paine, donde persiste el combate a un foco de fuego.

Compartir: 

Twitter
 

Las palabras del ministro también despertaron comentarios en la Justicia. El fiscal nacional, Sabas Chahuán, reaccionó pidiendo cautela a la autoridad, señalando que los siniestros pudieron ser ocasionados por "simple negligencia".
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.