17:24 › CRIMEN DE LA MAESTRA DE SAN FERNANDO

Según el viudo, fueron sus enemigos

Durante su declaración indagatoria, Daniel Sfeir sostuvo que el crimen de Silvia Prigent, la mujer hallada muerta once días después de su desaparición, pudo haber sido cometido por personas que se enfrentaban a él en el rubro de la recolección de residuos, donde trabaja, y se desvinculó del hecho al sostener que es inocente. El hombre detenido ayer acusado de "homicidio calificado por el vínculo" pasó la noche incomunicado en una celda de la DDI de San Isidro y esta mañana declaró durante cuatro horas ante el fiscal del caso, Cosme Iribarren.

Iribarren acusó al viudo de ser el autor del crimen de su esposa y le imputó uno de los delitos más graves del Código Penal argentino, que prevé una pena de prisión perpetua. Sfeir fue apresado ayer cuando salía de la casa de su madre, en Tigre, por orden del juez de Garantías de San Isidro, Ricardo Costa. Fuentes judiciales informaron a Télam que las pruebas que llevaron al juez a disponer el arresto de Sfeir fueron sus contradicciones en las cinco declaraciones realizadas ante los investigadores, en especial la del 29 de diciembre pasado, día de la denuncia por la desaparición de su esposa.

Esas declaraciones se contraponen con algunas pruebas recolectadas desde el inicio de la pesquisa por el fiscal especializado en Búsqueda de Personas en San Isidro, Marcelo Fuenzalida. Para los pesquisas, dos de las claves fueron las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del Municipio de Tigre y una llamada realizada desde su celular, que lo sitúan en la zona del dique Luján, cercano al lugar del hallazgo del cuerpo de Prigent, el día de la desaparición.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.