15:36 › "ES INEMBARGABLE"

De vuelta a casa

El Tribunal Internacional del Derecho del Mar con sede en Hamburgo, Alemania, dictaminó la liberación de la Fragata Libertad, buque escuela de la Armada Argentina, que se encontraba retenido desde el 2 de octubre en Ghana por una medida judicial impuesta por la justicia de ese país africano que hizo lugar a un reclamo impulsado por fondos buitre. Fijó como plazo máximo el 22 de diciembre para que deje el puerto de Tema y ordenó su inmediato reabastecimiento.

La lectura del fallo, que realizó el presidente del Tribunal, el japonés Shunji Yanai, dio cuenta de las distintas instancias de reclamo y negociación que establecieron ambos países desde octubre pasado.

El caso tuvo sus audiencias el 29 y el 30 de noviembre pasados, donde Argentina exigió que "Ghana debe liberar inmediatamente y sin condiciones a la Fragata ARA Libertad y se asegurará que su comandante y tripulación sean capaces de dejar el puerto de Tema y los espacios marítimos bajo su jurisdicción".

Uno de los argumentos más fuertes de la posición argentina, y que el tribunal tomara en cuenta para la resolución, es que al tratarse la Fragata Libertad de un buque de guerra, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar marca que es "inembargable".

Ghana nunca negó que la Fragata Libertad sea un buque de guerra, pero argumentó que la inmunidad no alcanzaba al Puerto de Tema, donde está retenida desde el 2 de octubre pasado. En su defensa, los representantes africanos sostuvieron que allí se debe regir por la justicia ghanesa y, por lo tanto, acatar el fallo del juez Richard Adjei-Frimpong que ordenó el embargo respondiendo a los intereses del fondo buitre NML Capital.

"El derecho internacional especifica que un Estado no debe utilizar sus leyes internas, incluyendo su Constitución, como un escudo para evitar sus obligaciones internacionales", recordó el Tribunal.

"Un buque de guerra es una expansión de la soberanía que tiene un país", dijo el fallo avalado por los 21 jueces que componen el tribunal, incluyendo el ghanés Thomas Mensah. También subrayó que "la Fragata Libertad fue autorizada a navegar en aguas territoriales de Ghanaö y al impedir posteriormente su libre circulación ôse privó al buque de sus derechos reconocidos en la Convención del Mar y el derecho internacional".

La sentencia también explicitó que la situación "es urgente", por el estado del propio barco, pero sobre todo de la tripulación e hizo énfasis en los hechos del 7 de noviembre pasado, cuando autoridades ghanesas buscaron subirse sin autorización al buque escuela: "Los intentos de abordaje muestran la gravedad de los hechos y la necesidad de medidas urgentes".

El Tribunal también destacó que Argentina intentó buscar una solución a través de la carta enviada por el canciller Héctor Timerman y con la visita a Accra del vicecanciller Eduardo Zuain y del secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, Alfredo Forti. Ese intento de diálogo y la falta de resolución fue "indispensable" para que el Tribunal pudiera luego deliberar y dictaminar la medida provisional de la liberación.

Compartir: 

Twitter
 

"Un buque de guerra es una expansión de la soberanía que tiene un país", dijo el fallo.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.