18:52 › DIALOGO POLITICO

Los trabajadores que ganen menos de 15.000 pesos no pagarán impuesto a las ganancias

Durante el segundo encuentro con empresarios, banqueros y sindicalistas, la presidenta, Cristina Kirchner, informó que a partir del 1 de septiembre los haberes brutos inferiores a los 15.000 pesos, de los trabajadores solteros o casados, quedarán exceptuados del pago del Impuesto a las Ganancias, cuyo costo fiscal será afrontado por el Estado y por el sector privado, a través de un gravamen del 15 por ciento a la renta de capital. El titular de la Afip, Ricardo Echegaray, aclaró que no se gravarán ni los plazos fijos ni los títulos y acciones del Mercado de Capitales, "porque sería desalentar la inversión de los argentinos".

Durante el breve discurso de apertura, Cristina Kirchner destacó que "trabajamos duramente y encontramos la vuelta para que queden excluidas la mayoría de las personas que trabajan en relación de dependencia y que el gravamen caiga sobre los que más ingresos tienen". Tras el anuncio, el titular de la AFIP y el director de ANSES, Diego Bossio, brindaron detalles del proyecto.

Según detalló Cristina, antes de ceder la palabra a Echegaray, en las próximas horas será firmado el decreto correspondiente para permitir que la medida se aplique a partir del 1 de septiembre, y luego será enviado al Congreso.

Luego de que Echegaray destacara que "para los trabajadores de la Patagonia, la suba del mínimo no imponible será del 30 por ciento", la Presidenta aclaró que la la Patagonia como región está conformada por ley, "no es una construcción caprichosa". "Es una ley nacional que establece que Patagonia comprende a las provincias de La Pampa, Neuquén, Chubut, Río Negro, Santa Cruz, desde Carmen de Patagones a Tierra del Fuego. Obviamente Tierra del Fuego no está incluida (por el aumento del mínimo no imponible) porque por ley no tributa impuesto a las ganancias, pero realmente ha habido una diferenciación en la región porque históricamente, por costos y por logística, la vida ha sido siempre más cara en la Patagonía, y por eso hay un régimen específico para la región", agregó.

Echegaray indicó, que con el nuevo mínimo no imponible, de 15 mil pesos brutos, sin distinción del estado civil, el 89 por ciento de los casi 9 millones de trabajadores registrados dejará de pagar el impuesto. Sólo el 10,2 por ciento de los trabajadores continuará pagando el Impuesto a las Ganancias. Tampoco pagarán el impuesto el 99,3 por ciento de los jubilados. El Estado afrontará el 50 por ciento del costo fiscal de la medida, que representará una merma de 2581 millones de pesos.

Los trabajadores que ganan entre 15.001 y 25 mil pesos se beneficiarán con un aumento del mínimo no imponible del 20 por ciento, que alcanza al 70 por ciento de quienes seguirán aportando Ganancias, lo cual significará un esfuerzo fiscal adicional de de 1317 millones de pesos.

Echegaray subrayó que el paquete total de deducciones representará un costo fiscal final de 4400 millones de pesos, por lo cual solicitó "el compromiso de los empresarios" para que "mantenner" a los trabajadores registrados y asegurar "los beneficios" de la medida.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos señaló que "para compartir el esfuerzo" se gravarán en un 15 por ciento la compra-venta de acciones y títulos que no coticen en la bolsa de valores y también se aplicará una tasa del 10 por ciento a la distribución de dividendos de las acciones.

De esta manera, Echegaray descartó "gravar los ahorros en plazo fijo y el mercado de capitales" porque consideró que significaría "desalentar que los argentinos inviertan" en las empresas que operan en el país. "Estos son las medidas razonables que el Gobierno puede adoptar para seguir construyendo la calidad de vida de todos los argentinos", concluyó.

El encuentro fue convocado en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, donde la mandataria recibió a dirigentes de empresas y gremios nacionales, los mismos que participaron el pasado miércoles 21 de la primera jornada de Diálogo Político en Santa Cruz. Por el gobierno, asistieron además de Cristina los ministros de Economía, Hernán Lorenzino; de Industria, Débora Giorgi; de Planificación Federal, Julio de Vido; de Trabajo, Carlos Tomada; el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont; el secretario de Política Económica, Axel Kicillof; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; y la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri. Por los empresarios concurrieron Héctor Méndez, presidente de la UIA; Jorge Brito, de ADEBA; Gustavo Weiss, de la Cámara Argentina de la Construcción; Eduardo Eurnekian, de la CAC; Daniel Funes de Rioja, de la COPAL; Juan Carlos Fábrega, de ABAPPRA; y su vice, Carlos Heller; el vice de ABA, Enrique Cristofani; el vice segundo, Ricardo Moreno; y el presidente de la CAME, Osvaldo Cornide. En tanto, por el sindicalismo, asistieron el secretariogeneral de la CGT, Antonio Caló; y los integrantes de la mesa directiva Andrés Rodríguez, Omar Viviani y Ricardo Pignanelli; como así también Carlos Moreno, de la UOCRA; el titular de la CTA, Hugo Yasky, acompañado por Gustavo Rollandi y el integrante de la mesa directiva Pedro Wasiejko, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

El Estado afrontará el 50 por ciento del costo fiscal de la medida, que representará una merma de 2581 millones de pesos.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared