15:30 › DíA DE LUTO NACIONAL EN ITALIA

Más de 200 inmigrantes mueren en Lampedusa

El incendio y posterior vuelco de una barcaza que había partido del puerto libio de Misrata, con 500 personas abordo, que se proponían llegar a la isla italiana ubicada al sur de Sicilia, arroja un saldo provisorio de doscientos muertos, 150 desaparecidos y otros tantos sobrevivientes, algunos de los cuales denunciaron que tres barcos de pesca vieron sus llamadas de auxilio pero siguieron de largo.

Mientras el presidente de la República, Giorgio Napolitano, reclamó a la Unión Europea ayuda para frenar una tragedia que, desde 1990, ha arrojado a la isla siciliana más de 8000 cadáveres —2700 durante 2011, en coincidencia con el conflicto libio—, Francisco, quien en uno de sus primeros actos oficiales como Papa había visitado los campamentos de los refugiados en Lampedusa, denunció que "es una vergüenza”. La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, por su parte, exhortó al primer ministro, Enrico Letta, a trasladarse a la región para "mirar el horror a la cara". "Venga a contar los muertos conmigo”, exclamó, y atribuyó la supuesta actitud insolidaria de los pescadores denunciados por los náufragos a la actual legislación italiana, aprobada en 2008 por el gobierno de Silvio Berlusconi bajo la inspiración de su entonces ministro del Interior, Roberto Maroni, de la xenófoba Liga Norte. “Si se han ido y no los han ayudado”, explicó Nicolini, “es porque nuestro país ha procesado a pescadores y armadores que han salvado vidas humanas por complicidad con la inmigración clandestina. Por eso, lo que el Gobierno tiene que hacer hoy mismo es cancelar este delito, cambiar la norma”.

La alcaldesa informó, asímismo, que entre los sobrevivientes hay una persona que podría ser el traficante que los trasladaba y que fue detenido por la policía. "Es un horror. No dejan de llegar barcos y descargar muertos. Los medios de comunicación tienen que venir a ver esto. Es impresionante", rompió en llanto Nicolini.

El titular de la Agencia Sanitaria de Palermo, Antonio Candela, quien coordina las operaciones de asistencia a los rescatados, informó que salvaron a 151 personas, entre ellos decenas de niños, algunas mujeres embarazadas y bebés de pocos meses. Candela explicó que los rescatados están en buen estado de salud y que si bien algunos presentaban síntomas de hipotermia, ninguno debió ser hospitalizado.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, también reaccionó ante la tragedia. "Estoy consternado por el fenómeno mundial creciente de emigrantes y personas que huyen de conflictos o persecuciones y que perecen en el mar", declaró Guterres en un comunicado.

Uno de los rescatados dijo que la barcaza había zarpado de las costas de Libia con alrededor de 500 personas provenientes de Eritrea y Somalia. Para la operación de rescate se desplegaron lanchas de la Guardia Costera italiana y la Policía de Finanza y Fronteras italiana, aunque también están colaborando varios pesqueros y barcas privadas.

La semana pasada 13 personas murieron tras haber sido obligadas arrojarse al mar por los traficantes que los trasladaban a pesar de no saber nadar y con un fuerte oleaje en las costas de la localidad de Scicli, en la provincia de Ragusa, Sicilia. Asimismo, el 10 de agosto pasado, seis personas, una de ellas menor de edad, murieron en las costas de Sicilia al intentar llegar nadando desde un barco pesquero encallado que trasladaba inmigrantes procedentes de Siria y Egipto.

Compartir: 

Twitter
 

Los rescatistas trasladan el cuerpo de una de las víctimas del naufragio.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.