20:30 › INTENTANDO MARCAR LA CANCHA

Cruces entre el Gobierno y la UIA antes de las paritarias

El presidente de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, afirmó que "en un país con valores razonables de inflación, no harían falta las paritarias". El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, advirtió que "bajo la consigna de terminar con la inflación, se intenta ir a políticas que harán crecer sólo la pobreza y el desempleo", mientras que su par de Interior, Florencio Randazzo, sostuvo que "congelar los salarios atentaría contra los trabajadores y contra la propia industria".

Esta mañana, Méndez subrayó que su sector "mantuvo permanentemente los valores" salariales porque "somos una de las zonas más ricas de la región", y por ello insistió con que en la industria "no hay atraso" en los sueldos de sus trabajadores.

Asimismo, sostuvo que "en un país normal no habría este nivel de inflación, con lo cual la paritaria dejaría casi de tener sentido", y remarcó que "esta discusión no debería existir si tuviéramos valores razonables".

Además, anticipó que, en las paritarias, las cámaras empresarias que integran la UIA "arrancaremos con (una oferta de aumento salarial de) un 15 y con un 20 por ciento como máximo", y cuando se le dijo que es probable que ese techo sea rechazado terminantemente por el sindicalismo, manifestó: "Y nosotros los sacaremos corriendo cuando vengan con el 43 por ciento".

Tras los dichos del titular de la entidad fábril, Tomada contrapuso que "las negociaciones colectivas lo que hacen es darle previsibilidad al funcionamiento de la economía, ya que son la única forma en democracia de regular los salarios" y alertó que "discutir paritarias no es discutir un porcentaje. Es mucho más que eso".

Además, el ministro de Trabajo anticipó a los empresarios que "la experiencia de la Argentina es muy clara, o hay paritarias o hay aumentos por decretos dispuestos discrecionalmente por el Poder Ejecutivo".

Por su parte, Randazzo señaló que "hablar de eliminar las paritarias es un claro gesto en contra de los trabajadores" y calificó de "insólita" la propuesta de Méndez, ya que "quien tiene un buen salario cuenta con mayores posibilidades de consumir, por lo tanto plantear congelar ingresos atentaría primero contra la dignidad de los trabajadores, pero también contra la propia industria nacional y el mercado interno".

"Los argentinos tenemos que estar muy atentos en este año electoral frente a este tipo de deseos", advirtió el ministro de Interior y Transporte, porque "son una prueba concreta y contundente de que el poder económico intentará volver para atrás a través de sus candidatos presidenciales".

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.