El alegato de Menéndez

"Por suerte las Fuerzas Armadas aniquilaron el accionar subversivo en poco tiempo acortando el sufrimiento (...) tenemos el dudoso privilegio de ser el único país que juzga a sus soldados victoriosos, por supuestos crímenes cometidos en la lucha contra la subversión", dijo Menéndez esta mañana al pronunciar sus últimas palabras antes de que el Tribunal Oral Federal 1 lo sentenciara con la pena de prisión perpetua.

"El propósito de los subversivos al declarar la guerra revolucionaria era asaltar el poder para instalar un régimen comunista y la Argentina se convertiría en un triste satélite de Rusia y dejaríamos de ser libres", exclamó el represor.

La audiencia abrió a las 9.30 para completar con el trámite procesal de escuchar las últimas palabras de los imputados, que comenzó ayer con la exposición de Videla, para que expongan sus descargos sobre los hechos por el que llegaron acusados a este proceso.

Menéndez agregó que "era la guerra peor, la más total de todas las guerras, la guerra revolucionaria no era por un pedazo de territorio sino que apuntaban al alma de nuestro pueblo para someterlo a un régimen despiadado y brutal".

Sostuvo que el gobierno de facto "nunca" atacó a la población civil y afirmó que "todos o casi todos los presos fueron juzgados por la Justicia Federal y condenados muchos de ellos", por lo tanto consideró que "las sentencias confirmaron que habían participado de alguna acción armada. Nuestros enemigos fueron los terroristas marxistas, jamás perseguimos a nadie por sus ideas políticas".

Compartir: 

Twitter
 

ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.