El tironeo por Musa Kusa

Un portavoz del régimen de Muammar Khadafi aseguró que el renunciante ministro de Relaciones Exteriores libio, Musa Kusa, pidió su retiro por "no estar en condiciones de salud para resistir la presión del conflicto" y negó tener información de que estuviera en Gran Bretaña. Sin embargo, desde la isla se confirmó su arribo. Como se presumía un intercambio de información con las autoridades británicas a favor de la intervención militar en el país africano, el portavoz libio aseguró: "No pensamos que él vaya a sacrificar la seguridad de su país".

El ministerio británico de Relaciones Exteriores informó que el hombre de confianza de Khadafi y ex jefe de los servicios de inteligencia llegó el miércoles por la noche "por su propia voluntad" a Londres procedente de Túnez, alegando que "ya no estaba dispuesto" a seguir desempeñando su cargo.

El titular de la cartera, William Hague, reconoció que conocía de antemano la decisión de desertar de Kusa, con quien mantuvo esporádicos contactos desde que comenzó la rebelión en Libia. Apenas arribo a suelo británico el ex funcionario comenzó a ser interrogado por las autoridades en Farnborough, el aeropuerto militar a las afueras de Londres.

El portavoz gubernamental, Ibrahim Mussa, reconoció, además de la renuncia, que Kusa fue autorizado a viajar a Túnez para conseguir una atención médica de mayor complejidad, pero "no sabemos nada de que esté en Londres". "Últimamente estaba muy agotado mental y físicamente", indicó Mussa.

"Nosotros no dependemos de individuos. En Libia, tenemos un revolución que lleva 42 años, es un movimiento de masa de cientos de miles de personas, el líder representa un símbolo y actúa como padre", resaltó Mussa.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, manifestó que la deserción del ministro libio es una muestra de que "el régimen de Khadafi se está desmoronando, una historia convincente de la desesperación y el miedo en el corazón mismo del gobierno libio".

Cameron sentenció: "He sido claro desde el principio en que queremos que Khadafi se vaya y que sus secuaces recuperen el sentido y abandonen este régimen brutal", pero negó que su llegada al Reino Unido sea fruto de un acuerdo para garantizarle inmunidad en relación con atentados terroristas como el ocurrido en Lockerbie, Escocia, en 1998 que causó la muerte de 270 personas.

La fiscalía escocesa confirmó que seguían buscando sospechosos del atentado contra el vuelo Londres-Nueva York de la compañía Pan Am que estalló sobre la localidad escocesa. Y Kusa está sospechado de implicación en el atentado. Por lo que Cameron insistió en que su gobierno "responderá a cualquier solicitud" de las autoridades del país vecino.

Kusa trabajó como diplomático varios años en Londres y es considerado una de las personas más cercanas a Khadafi. Además, fue una figura decisiva hace diez años para convencer Khadafi de que debía dejar de formar parte de lo que el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, denominó el "eje del mal". Por lo que Khadafi renunció a sus programas de armas nucleares y químicas y abrió el país a los observadores internacionales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.