UNIVERSIDAD › CONTINúA LA PROTESTA ESTUDIANTIL EN LA UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

La toma contra el rector

Funcionarios del Ministerio de Educación nacional llamaron al diálogo para superar el conflicto y destacaron el “grado de madurez” de los alumnos. Ayer trascendió que decanos y consejeros le pedirían al rector Tello Roldán que renuncie.

Por séptimo día consecutivo, los estudiantes de la Universidad Nacional de La Rioja (Unlar) continúan tomando los edificios de la universidad, incluido el rectorado, en reclamo de la renuncia del rector, Enrique Tello Roldán, y también piden la reincorporación de docentes cesanteados. Tello Roldán, quien dirige la universidad desde 1992, dejó trascender que renunciará sólo si se lo pide la asamblea universitaria, y ya circuló la versión de que decanos y consejeros le solicitarán en las próximas horas que dé un paso al costado. Ayer, en una reunión con las autoridades de la Unlar, funcionarios del Ministerio de Educación nacional llamaron al diálogo para superar el conflicto y destacaron el “grado de madurez” de los estudiantes. Mientras tanto, a casi un mes del inicio del conflicto, también continúan las tomas en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), donde los alumnos marcharon en reclamo de seguridad y de un boleto estudiantil gratuito.

El secretario de Políticas Universitarias de la Nación, Martín Gill, y el director nacional de Planeamiento Universitario, Daniel López, mantuvieron reuniones primero con estudiantes y docentes de la Unlar, y luego con las autoridades de la universidad, encabezadas por el rector Tello Roldán. Gill sostuvo que se está “apuntando a encauzar una solución al conflicto, dentro del marco de la comunidad universitaria”. “Los estudiantes han tenido un grado de madurez importante, que ha sido valioso, y todos los actores tienen la razonabilidad de buscar caminos para la solución. La universidad tiene en el estatuto herramientas para encauzar esta situación”, expresó. Sobre una posible intervención de la universidad, reclamada por algunos sectores, López sostuvo que “no es algo que decida el Poder Ejecutivo, sino que son decisiones del Poder Legislativo; y el gobierno nacional no está evaluando para nada esa posibilidad”.

“Para nosotros, la reunión fue fructífera. Entendemos que es la finalización de un proceso que estuvo viciado durante 21 años y hoy estamos luchando por la democratización total; no estamos dispuestos a negociar. Luchamos por un cambio radical y estamos organizados para aguantar el tiempo que sea necesario”, le dijo a Páginal12 Virginia Gorosito, estudiante de Comunicación Social. La alumna de 19 años, que forma parte de la comisión de prensa estudiantil, agregó que piden “la renuncia de todas las autoridades. Levantaremos la toma cuando se vayan todos. Queremos que se reforme el tema de la reelección indefinida y que el voto sea directo y no colegiado”.

El conflicto comenzó hace una semana, cuando Enrique Tello Roldán, quien fue electo siete veces consecutivas, decidió despedir a setenta profesores –muchos de los cuales estaban a meses de jubilarse– y aplicar recortes salariales a otros doscientos. Ese mismo martes se produjo una importante movilización, adonde acudieron tres mil personas, entre docentes, alumnos y vecinos. En apoyo a esas protestas, presentaron su renuncia cuatro funcionarios de la universidad. Luego de que los estudiantes pidieran la salida del rector, Tello Roldán propuso “la renuncia” de sus dos hijas –quienes tienen altos cargos en la Unlar– y expresó que mientras los que lo han elegido (decanos y consejeros superiores) no le pidan que dé un paso al costado, no dejará el rectorado. En ese sentido, en la cartera educativa nacional manejaban en las últimas horas de ayer la información de que “todos los decanos y un número importante de consejeros de la universidad le van a pedir a Tello Roldán que dé un paso al costado”. “Se iniciaría un proceso encabezado por la asamblea universitaria, incluidos los decanos, que produciría un quiebre en la construcción hegemónica de la universidad. Sería un cimbronazo muy fuerte para Tello Roldán.”

Los estudiantes que llevan adelante las medidas de fuerza lo hacen sin banderas políticas. La Federación Universitaria Argentina apoyó la protesta: “Nos interesa no sólo que se logre la democratización de la universidad, sino también colaborar en el proceso de normalización de los centros de estudiantes, que hasta el momento funcionan como un movimiento gerenciado por los intereses del rector. Apoyamos el reclamo por la democratización y caracterizamos al rectorado como prerreformista. Este proceso es un destape de la manta que silenciaba las extorsiones a docentes y a estudiantes”, le dijo a este diario Emilio Cornaglia (Franja Morada), presidente de la FUA.

Por otro lado, los estudiantes de la Universidad Nacional de Tucumán marcharon ayer hasta la Legislatura provincial para reclamar la aprobación de proyectos de seguridad y boleto estudiantil gratuito, entre otras demandas. El rector Juan Cerisola exhortó a suspender las medidas de fuerza: pidió el “urgente levantamiento de toda acción que lesione los derechos constitucionales de trabajar, enseñar y aprender, que limite o impida el libre acceso a los ámbitos universitarios, en especial a las aulas”. Desde hace casi un mes, los estudiantes mantienen tomadas cuatro facultades de la UNT, luego de que se conocieran dos delitos de abusos sufridos por alumnas.

Informe: Federico Funes.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.