EL PAíS › OPINIóN

¿Ficciones?

 Por Roberto Follari *

Buenos Aires, agosto de 2017. “La Policía Federal junto a la Metropolitana dispersan a palos y balas una manifestación contra el ajuste y el nuevo aumento de las tarifas domiciliarias (gas, electricidad, agua). El gobierno nacional impuesto en las elecciones de 2015 insiste en que no se puede subsidiar tarifas y que éstas deben ser rentables. Las empresas del gobierno deben cumplir con la competición en el mercado o deben volver a manos privadas. Ya se lo hizo con Aerolíneas Argentinas en 2016, y esa clase de medidas ha desatado la protesta. No se sabe el número de muertos, algunos informes dicen que son ocho, otros que serían no menos de diez. Hay heridos en hospitales, y el jefe de policía ha declarado que no se admitirán nuevas manifestaciones y que, si es necesario, se pedirá al Ejecutivo la declaración del estado de sitio.

”Ya se ha logrado acallar la protesta que se lanzó cuando se dejaron de realizar juicios a quienes hubieran violado derechos humanos en la dictadura; el gobierno ha sostenido la decisión de mirar al futuro y cerrar las heridas del pasado. Acorde con ello, se estudian medidas encuadradas en la idea de una amplia reconciliación nacional, entre las cuales no se descarta un nuevo indulto, como el de Menem en 1989, que deje libres a todos los detenidos por delitos de lesa humanidad durante el gobierno que finalizó en 2015, cuyas políticas reabrieron heridas innecesarias y dividieron inútilmente a la ciudadanía nacional.

”La devaluación de un 40 por ciento de la moneda nacional encarada por el nuevo gobierno nos puso en situación de competitividad con los vecinos del Mercosur, especialmente con Brasil, y ha causado el beneplácito de los productores pampeanos y de la Sociedad Rural Argentina. Las quejas por los abruptos aumentos de precios que ello produjo se han visto largamente compensadas por las ventajas para la balanza comercial nacional, que esperablemente se derramarán luego hacia todos los sectores que componen la sociedad.

”El nuevo presidente ha apoyado decididamente la política de Estados Unidos en su decisión de atacar militarmente a Irán, dado el peligro que este país representa para la comunidad internacional. Esto es parte del retorno de la Argentina a un protagonismo mundial que había perdido en la década anterior, cuando nos relacionábamos con países secundarios y que poco importan en el concierto mundial. Ya Argentina no pierde su tiempo con países como Ecuador, Bolivia o Venezuela, y ahora es aplaudida por las grandes potencias, que si bien no consultan a nuestro país para sus decisiones, seguramente aciertan en cuáles son nuestros intereses estratégicos, ligados a los del gran capitalismo internacional, símbolo de prosperidad y de democracia.”

Relaciones carnales donde deciden por nosotros desde Washington, vuelta a la deuda externa permanente, devaluación de la moneda, la Sociedad Rural gobernando el país, tarifas altas, represión abierta de toda protesta, liquidación de políticas de derechos humanos, abandono de la solidaridad con los países vecinos, eliminación de las paritarias, congelamiento de salarios, nuevo corralito... ¿Será ciencia ficción? ¿No es lo que en gran parte tendremos, por ejemplo, si Macri fuera presidente? ¿Y no es acaso cierto que no sólo Macri sino algunos otros candidatos, como Massa, nos llevarían a parecidas situaciones?

De todos nosotros depende el futuro nacional. Ojalá encontremos caminos para mantener o mejorar lo logrado, no para atrasar el reloj de la historia. Volver a las colas en los consulados para escapar del país es una posibilidad funesta que debemos evitar. Y que es la que tendremos si, por ejemplo, en vez de enfrentar a los fondos buitre se decidiera hacer caso al juez Griesa y su decisión judicial en Estados Unidos. En ese caso, Argentina tendría automáticamente unos 40 mil millones de dólares que pagar, y de ese knock-out no nos levantaríamos más.

Mucho es lo que se juega en nuestras decisiones electorales. Dependerá de cada uno apostar a opciones que no repitan el pasado, disfrazadas ahora de simpatía, de candidaturas sonrientes y conciliadoras, y de una pretendida y falsa mirada al futuro.

* Doctor en Filosofía, profesor de la Universidad Nacional de Cuyo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.