ECONOMíA › LA EMPRESA ESTATAL CHINA CSR ANALIZA INSTALAR DOS PLANTAS EN LA ARGENTINA

Además de los trenes, el mantenimiento

La compañía, que entregará 709 coches de pasajeros para las líneas Mitre, Sarmiento y Roca, negocia con el gobierno argentino su desembarco en el país con dos plantas para realizar el mantenimiento de esas formaciones y producir nuevas. Las alternativas.

 Por Tomás Lukin

Desde Beijing

La firma estatal china CSR confirmó ayer que pretende instalar en la Argentina dos plantas para realizar tareas de mantenimiento y producción del nuevo material rodante de pasajeros y también para reparar vagones de carga. “Queremos buscar un socio local en Argentina para invertir en dos plantas antes de fin de año”, afirmó ayer el presidente de la compañía, Zheng Changhong. El anuncio fue realizado durante la visita del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randa-zzo, al edificio corporativo de la empresa en Beijing. En el equipo del funcionario reconocen que no será un proceso sencillo ni inmediato. Entre las posibilidades que están bajo análisis figura la asociación entre el Estado y la empresa pública china para modernizar y equipar talleres estatales como Tafí Viejo, en Tucumán. Además, el ministro destacó la necesidad de que CSR se instale en el país para mantener en las mejores condiciones los nuevos coches, que llegarán durante 2014.

La delegación argentina se trasladó ayer desde la calurosa ciudad balnearia de Qingdao, donde las temperaturas rondaron durante la estadía los 30 grados, hacia una otoñal capital de China. En Beijing los funcionarios se reunieron con las autoridades de CSR. “El Gobierno está decidido a acompañarlos política y económicamente para que puedan invertir en el país para realizar tareas de mantenimiento y reparación, pero también para producir nuevo material rodante que requiere la Argentina”, afirmó Randazzo.

Beijing está compuesta por seis anillos que la circunvalan tomando como centro la Ciudad Prohibida, el antiguo palacio imperial hasta la caída de la dinastía Qing. El edificio corporativo de la empresa estatal CSR se ubica en el suroeste del cuarto anillo, bastante alejada del centro. Durante la reunión, Randazzo y Changhong mantuvieron un entretenido y veloz intercambio de opiniones. “Hay varias plantas locales disponibles, pero también posibilidad de que hagan una nueva”, expresó el funcionario en referencia a los distintos talleres de mediana y gran envergadura que existen en el país. “Podemos asociarnos con una fábrica existente o comprarla. Me gustaría firmar un contrato antes de fin de año”, respondió rápidamente el empresario chino.

Los entusiasmados empresarios chinos enfatizaron a la delegación argentina que para establecerse en el país necesitan garantizarse flujo de trabajo. Por eso, el desembarco de la poderosa firma oriental no sólo se trata de prestar el servicio de mantenimiento y reparación de los 709 coches de pasajeros que actualmente está produciendo en su planta de Qingdao para las líneas Sarmiento, Mitre y Roca. También, apunta a reparar parte de los 3900 vagones de carga que están en desuso y son necesarios para “bajar los costos de logística y mejorar la competitividad”, expresó Randazzo. En ese sentido, los chinos sumaron la posibilidad de recuperar formaciones viejas de las líneas Sarmiento, Mitre y Roca para exportar, una estrategia que ya aplicaron en Malasia. Los viejos coches de ese país fueron reparados y exportados a Filipinas.

En el transitado camino hacia las oficinas de CSR fue posible observar la histórica Plaza Tiananmen adornada con banderas chinas y venezolanas, ya que el presidente Nicolás Maduro se encuentra en visita oficial por Beijing. Pero ayer las noticias estaban dominadas por otro tema. El poderoso ex funcionario del partido Bo Xilai fue condenado a cadena perpetua por corrupción y abuso de poder. Las noticias de la condena fueron difundidas a través de la red social china Weibo, el equivalente y reemplazo de Twitter, que está bloqueado.

En Interior y Transporte consideran que una posibilidad es, a partir del acuerdo bilateral entre China y Argentina firmado en 2008, celebrar una “asociación estratégica” con CSR para revitalizar tecnológicamente los talleres de Tafí Viejo, en Tucumán. Esas instalaciones están preparadas para reparar vagones de carga, pero todavía necesitan equipamiento.

Además, la incipiente propuesta de los chinos contempla la adquisición o instalación de un nuevo taller para realizar mantenimiento de los nuevos coches de pasajeros. Equipos técnicos de la empresa china ya visitaron durante el primer semestre del año los principales talleres privados del país. La planta más atractiva es Emfer, que el Grupo Cirigliano-TBA tiene en la localidad de San Martín. Desde CSR afirmaron que prefieren desembarcar en el país junto con un socio argentino, una dinámica que ya utilizaron muchas empresas estatales de China. Sin embargo, la llegada de los chinos una vez que terminen de entregar las nuevas formaciones a partir de diciembre de 2015 no sería en sociedad con el Grupo Cirigliano, que fue desplazado de la operatoria de los ferrocarriles metropolitanos después de la tragedia de Once, sino que podrían adquirir las instalaciones. En los talleres Emfer antes funcionaba la firma estatal Fabricaciones Militares y para los funcionarios de Interior y Transporte es “la mejor planta del país por la calidad de los recursos humanos y la infraestructura”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Florencio Randazzo visita con empresarios chinos la planta donde se producen los nuevos vagones.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.