ECONOMíA › EL SALDO COMERCIAL DE AGOSTO FUE DE 568 MILLONES, CON UNA CAíDA DE 59,1 POR CIENTO

Un superávit menor por los combustibles

La desaceleración se explica porque las ventas al exterior se estancaron, mientras que las importaciones crecieron 14 por ciento, impulsadas fundamentalmente por las compras de combustible, que treparon un 103 por ciento.

La balanza comercial registró en agosto un superávit de 568 millones de dólares, un 59,1 por ciento menos que en el mismo mes de 2012, según informó ayer el Indec. En el acumulado anual, el saldo asciende a 6292 millones, con una caída interanual de 32,5 por ciento. La desaceleración del mes pasado se explica porque las ventas al exterior se estancaron, mientras que las importaciones crecieron 14 por ciento, impulsadas fundamentalmente por las compras de combustible, que treparon un 103 por ciento y en lo que va del año acumulan 9029 millones en el año, sólo un 2,6 por ciento menos que en todo 2012.

Las exportaciones aportaron 7735 millones de dólares, apenas un 0,4 por ciento más que en igual lapso del año anterior. Las ventas de productos primarios treparon 5 por ciento y las manufacturas de origen agropecuario un 6 por ciento, mientras que las manufacturas de origen industrial cayeron 0,3 por ciento y las exportaciones de combustible retrocedieron un 38 por ciento.

Si se analiza la evolución de las ventas en los distintos rubros, en productos primarios sobresale la suba de 92 por ciento de semillas y frutos oleaginosos por la mejora en la cosecha y la caída de 62 por ciento en minerales metalíferos. En manufacturas de origen agropecuario se destacaron las subas de residuos de la industria alimentaria (8 por ciento) y pieles y cueros (52 por ciento). En manufacturas industriales impactó la caída de 98 por ciento de vehículos de navegación, mientras que combustibles y energía, el rubro menos significativo de las exportaciones con 349 millones, registró caídas en todos los items: petróleo crudo (-60 por ciento), carburantes (-15), grasas y aceites (-38), gas de petróleo (-39) y resto de combustibles (-33 por ciento).

Las importaciones, por su parte, demandaron 7167 millones de dólares, un 14 por ciento más que en agosto del año pasado. Bienes de capital no registró variaciones, bienes intermedios cayó 8 por ciento y bienes de consumo un 11 por ciento, pero combustibles subió 103 por ciento, al trepar de 761 a 1453 millones. Este rubro pasó a ser el segundo en relevancia dentro de las importaciones, quedando apenas por detrás de bienes intermedios, que demandó 1673 millones de dólares.

La importación de combustibles es el principal problema que enfrenta el Gobierno. En los últimos años, las cuentas de este rubro se deterioraron de manera acelerada. En 2010, la importación demandó 4443 millones y la exportación aportó 6401 millones, dejando un saldo positivo de 1958 millones. En 2011, las importaciones sumaron 9413 y las exportaciones 6629, arrojando un rojo de 2784 millones. Esa situación llevó al Gobierno a tomar el control de YPF, la principal petrolera del país, en abril del año pasado, para tratar de revertir la situación, pero los cambios se esperan para el mediano plazo y desde entonces la situación continuó empeorando.

El año pasado, las importaciones del rubro supusieron un desembolso de 9266 millones y las exportaciones 6528 millones, con un saldo en rojo de 2738 millones, prácticamente la misma cifra que un año antes, pero con una economía estancada. Este año, la actividad económica comenzó a recuperarse y eso llevó a que el déficit energético crezca aún más. En ocho meses, las importaciones suman 9029 millones y las exportaciones 3619 millones, con un saldo negativo de 5410 millones, que de acuerdo con la tendencia podría ampliarse en lo que queda del año.

Al analizar las ventas totales por destino, se observa que los países del Mercosur concentran el 27 por ciento, Asia el 20, Unión Europea 12, los países del Nafta 8, Medio Oriente 6, Chile 5 y el resto un 22 por ciento. Mientras que las importaciones tienen al Mercosur en primer lugar con el 28 por ciento, Asia con el 22, Unión Europea 18, Nafta 14 y el resto, 18 por ciento.

En lo que refiere específicamente al Mercosur, el intercambio en agosto arrojó un saldo comercial negativo de 252 millones de dólares. Este resultado fue producto de una baja de las exportaciones (7 por ciento) y una suba de las importaciones (20 por ciento) con respecto a agosto de 2012. Dentro de las exportaciones descendieron las ventas de productos primarios y combustibles y energía, mientras que las importaciones crecieron por mayores compras de vehículos automotores de pasajeros, combustibles y lubricantes y bienes de capital.

Compartir: 

Twitter
 

El saldo del rubro combustibles y lubricantes arrojó un rojo de 5410 millones en ocho meses.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.