DEPORTES › LOS EQUIPOS DE F-1 REDUCEN SUS PRESUPUESTOS AL 50 POR CIENTO

Una fórmula de bajo consumo

Habrá importantes reducciones en los costos de los motores y las cajas de velocidades, y también proponen modificar el sistema de puntaje para hacer más atractivos los Grand Prix. “Es un esfuerzo fantástico”, dijo el presidente de Ferrari.

 Por Pablo Vignone

Reducir los costos, mejorar el espectáculo de la Fórmula 1. Esa es la doble línea filosófica que alentó la Asociación de Equipos de F-1 (FOTA) para proponer cambios en la categoría, que incluyen recortes del 50 por ciento en dos años y modificaciones en los sistemas de campeonatos y carreras, que deberán ser aprobados por la Federación Internacional del Automóvil para tener vigencia, algunos de ellos a partir del torneo que arranca el 29 de marzo en Melbourne, con el Grand Prix de Australia.

Los recortes presupuestarios más grandes se buscaron entre cilindros y pistones. Al extender la vida útil de los motores de dos a cuatro carreras para este 2009, el costo se redujo en un 50 por ciento. La provisión de motores para toda la temporada, calculada en ocho millones de euros para el 2009, deberá costar cinco millones en 2010, lo que representa un ahorro adicional del 37,5 por ciento.

En las cajas de cambio se postula un ahorro del 60 por ciento para 2010, mientras que la reducción de ensayos privados significará recortes de 50 por ciento para este año y 30 por ciento extra para el 2010. El sistema Kers de recuperación de energía cinética, desarrollado este año por cada equipo, será standard para 2010 y costará de uno a dos millones de dólares. El presidente de la FOTA y de Ferrari, Luca di Montezemolo, calificó esta medida de “esfuerzo fantástico”.

“Nuestro objetivo es el de bajar los presupuestos un 50 por ciento en solamente dos años”, explicó Di Montezemolo. “Nos anticipamos a la crisis económica. Comenzamos a discutir las reducciones de costos en 2008. Si no hubiéramos tomado estas medidas, habría sido difícil para algunas escuderías.” Para el dirigente, era necesario “equilibrar los costos y los ingresos, para asegurar el futuro de los equipos actuales y hacer la Fórmula 1 accesible a nuevos equipos”. En 2009, Honda deberá arreglarse con 100 millones de dólares y echar a 300 de sus 700 empleados para seguir en el Mundial.

Además de las medidas propuestas para achicar los gastos, no son menos importantes las sugerencias en términos de espectáculo. La FOTA encargó una multitudinaria encuesta entre fanáticos de la Fórmula 1 de 17 países, y de las conclusiones extraídas propuso una modificación en el sistema de puntaje, ya que los hinchas entienden que hay escasa diferencia entre los puntos que se lleva el ganador y los de sus escoltas, lo que no promueve precisamente la lucha en la pista.

Por esa razón, si la FIA lo aprueba, a partir de este año el ganador de cada Grand Prix recibirá 12 puntos, en lugar de los 10 que lograba hasta 2008; el segundo se llevará nueve (en lugar de ocho) y el tercero siete (en lugar de seis); el resto de la escala se mantiene sin cambios, 5, 4, 3, 2 y 1 punto para el cuarto al octavo colocado.

“Tenemos el mejor espectáculo televisado del mundo, pero debemos mejorar. En nuestros eventos, hay tecnología, glamour, riesgo. Pero nuestro producto debe ser menos previsible, más cercano a los medios y al público”, resumió Flavio Briatore, el director deportivo de Renault.

Por eso la FOTA propuso, también como medida inmediata, que los equipos comuniquen al público la cantidad de combustible con la que los pilotos largan cada carrera, de manera que las estrategias sean más comprensibles para los espectadores que, de acuerdo con la encuesta, se interesan más por los cambios de neumáticos en las paradas en los boxes que por la recarga de combustible.

En ese sentido, para el futuro proponen que el equipo que complete la parada más veloz sume puntos adicionales en el campeonato de Constructores, para dar un ingrediente adicional a la competencia. Y para tornar más intensos los Grand Prix, sugieren se recorte la distancia a recorrer a 250 kilómetros (o una hora y 40 minutos máximo), en lugar de los 300 kilómetros (o las dos horas actuales). Como los hinchas no encontraron, de acuerdo a la encuesta, nada malo en el actual sistema de clasificación, la FOTA no propuso nada al respecto. Pero sí obligará a los pilotos a una sesión general de firma de autógrafos para congraciarse con el público.

Compartir: 

Twitter
 

Di Montezemolo, entre Ron Dennis (McLaren) y Yamashina (Toyota).
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.