DEPORTES › RIVER SUFRIO UNA GOLEADA ANTE TIGRE EN EL MONUMENTAL

La peor despedida para el Muñeco

El conjunto de Núñez recibió cinco goles solamente en el primer tiempo y padeció la contundencia del equipo de Victoria. Marcelo Gallardo, en su último partido en el club, estuvo entre los suplentes y no ingresó.

River sufrió una estrepitosa goleada y terminó su participación en el Clausura de la peor manera. Es que los dirigidos por Angel Cappa no pudieron repetir la imagen que mostraron en la victoria ante Racing y ayer cayeron sin atenuantes 5-1 ante Tigre, que supo aprovechar las situaciones que generó, y en un tiempo liquidó el encuentro. Los goles del conjunto de Ricardo Caruso Lombardi fueron marcados por Pérez, San Román, Fontanello, Pasini y Lázzaro, mientras que Funes Mori descontó para el local.

En un partido que duró 45 minutos por la efectividad del elenco de Victoria y las falencia de la defensa de River, las situaciones y los goles no tardaron en llegar. A los 10, los de Lombardi lograron ponerse en ventaja gracias al gol que convirtió Pérez, tras un tiro libre de Pasini que cabeceó Castaño y que el defensor empujó al fondo de la red. Un minuto después, para que el golpe sea aún peor, San Román, un ex River, sacó un violento disparo desde afuera del área que se metió en el ángulo derecho de Vega para marcar el 2-0. A esa altura, todo era sorpresa en el Monumental.

Cinco minutos más tarde, los defensores de River vieron pasar a Fontanello, quien de cabeza marcó el 3-0 en poco más de quince minutos de juego. La desolación de los de River se mezclaba con la euforia de los visitantes, quienes ni se imaginaban ese resultado.

Y para los jugadores de River que mantenían una leve ilusión por lograr la hazaña, Pasini (que marcó el cuarto) y Lázzaro (quien anotó el quinto) les dieron el golpe de nocaut. Por eso, los hinchas de River despidieron con silbidos al equipo al término de la etapa inicial.

El descuento de Funes Mori al comienzo del complemento sólo sirvió para la estadística. Es que el resto del encuentro fue un trámite sin mayores emociones, ya que Tigre reguló un poco más y River se ahogó en su impotencia. Imprecisiones, confusión y pasividad en defensa y desesperación por descontar con jugadas infructuosas fue lo único que mostró River a lo largo del encuentro.

Compartir: 

Twitter
 

Pérez festeja uno de los goles del ganador, mientras los de River buscan explicación.
Imagen: Fotobires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.