DEPORTES › DARIO CVITANICH NO PODRA JUGAR LA SEGUNDA FINAL ANTE CORINTHIANS

Viaja a Brasil de apoyo moral

Como ayer se venció su contrato y Boca no hará uso de la opción de compra, Ajax, dueño de su pase, no acepta que el delantero pueda disputar la revancha en San Pablo. “No me gusta irme así, pero en esto no puedo decidir”, se lamentó el atacante.

Fue pieza fundamental en el esquema de Julio César Falcioni durante la primera fase de la Copa Libertadores. Fue, hasta hace dos partidos, el compañero de ataque del uruguayo Santiago Silva. Sin embargo, para Darío Cvitanich no habrá final feliz. Es que al delantero se le venció ayer el préstamo que lo ligaba a Boca, y el Ajax de Holanda, dueño de su pase, no lo autorizará a jugar la revancha ante el Corinthians en Brasil. De todos modos, el ex Banfield avisó que viajará igual con el resto de la delegación “para apoyar” a sus compañeros.

Fue un puñal a su corazón. Luego de tanto esfuerzo y sudor, a Cvitanich le cortaron las alas. El delantero, perteneciente al Ajax, estaba a préstamo en Boca hasta ayer, con la opción de compra por 2,5 millones de euros por la mitad de su pase. De todas maneras, el club de la Ribera había acordado que el ex Banfield podría jugar una final con una autorización especial. Sin embargo, hubo cambio de planes. Los holandeses les pidieron a los directivos de Boca que hagan uso de la opción por su pase, algo complicado, teniendo en cuenta que la política dirigencial xeneize es vender primero para comprar después. De esta manera, Cvitanich debe volver a Europa. “Estoy dolorido por esta situación. No me gusta irme así, pero en esto no puedo decidir”, señaló el atacante, que de todas formas avisó que viajará con el plantel a San Pablo. “A Brasil voy igual. Sé que tengo que presentarme a entrenar en el Ajax, pero tengo un compromiso de afecto con mis compañeros. Fue mucho el esfuerzo durante el año para perderme este partido. Nos rompimos el alma y quiero estar con el grupo”, explicó el ex Banfield, que de todas formas no pierde las esperanzas de que se revierta su situación. “Ojalá que de acá al miércoles ocurra algún hecho excepcional que cambie todo”, anheló.

Por último, y casi en forma de despedida, Cvitanich agradeció “el apoyo” del cuerpo técnico, dirigentes y compañeros. “Todos me bancaron cuando las cosas no me salían. Siempre voy a tener la ilusión de volver”, indicó Cvitanich, que anotó 10 goles en 36 partidos con la camiseta de Boca.

Compartir: 

Twitter
 

Sin autorización de su club, Darío Cvitanich no podrá jugar en el Pacaembú.
Imagen: Julio Mancini
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.