DEPORTES › UNOS 700 HINCHAS DE RIVER PIDIERON POR SUS IDOLOS

Movilizados por el Chori y el Cave

Hace apenas una semana, River festejaba el ascenso a Primera de la mano de Trezeguet, y en Núñez reinaba la felicidad luego de vivir un año sumergido en la oscuridad. Sin embargo, con el transcurrir de los días, el clima se caldeó a partir del blanqueo de la mala relación de Matías Almeyda con Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi. Y el pasado miércoles la tensión llegó a su punto límite cuando el DT decidió no tener en cuenta a ambos delanteros, símbolos del equipo en la B Nacional, para la próxima temporada, debido a que busca “un equipo más rápido”. Sin embargo, esa medida no fue bien tomada por los hinchas, que ayer realizaron un banderazo en la puerta del Monumental para protestar la decisión del entrenador y pedir por la continuidad de Domínguez y Cavenaghi.

“Estoy podrido de esta telenovela. Acá parece que sólo jugaron ellos el torneo. Yo me he dejado basurear, pero mi paciencia tiene un límite. Todavía están a tiempo de hacer un banderazo y pedir que me vaya porque todavía no firmé el contrato”, desa-fió el viernes Almeyda, ofuscado por el revuelo que se armó a partir de su medida. “El que tomó la decisión fui yo y no Pa-ssarella”, agregó el DT, que desligó al presidente de cualquier responsabilidad. Lo cierto es que la sugerencia del entrenador dio resultado. Congregados a través de las redes sociales, alrededor de 700 hinchas cortaron ayer la avenida Figueroa Alcorta y en la puerta principal del Monumental, contigua al museo del club, manifestaron su apoyo a ambos delanteros, a pesar de saber que no hay marcha atrás. Lo llamativo fue que, más allá de alguna canción en favor de Ramón Díaz, los insultos y cánticos de los simpatizantes no apuntaron a Almeyda, a quien se lo respetó en todo momento, sino a Passarella, a quien le exigieron su renuncia.

Cerca de las 18.30, una hora y media después del horario fijado para el inicio del banderazo, los hinchas, en total normalidad, abandonaron poco a poco las inmediaciones del estadio en silencio y con mucha incertidumbre sobre el futuro de su equipo.

Por otra parte, Domínguez, uno de los protagonistas del asunto y que estuvo ayer presente en cancha de Platense para un partido a beneficio, acentuó la polémica a través del Twitter. “Elegí hacerme el tatuaje, porque me acompañará toda la vida. El pelo me lo corto todos los meses”, enfatizó el ex Quilmes en relación con la promesa de Almeyda, que luego del ascenso se cortó el cabello en un programa de televisión.

Compartir: 

Twitter
 

El banderazo por Domínguez y Cavenaghi, sobre Figueroa Alcorta.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.