DEPORTES › LO VENCIO EN AVELLANEDA Y LO ELIMINO DE LA SUDAMERICANA

Colón no tuvo piedad de Racing

Ya lo había vencido en Santa Fe y anoche le dio vuelta el partido para clasificarse con toda justicia a los octavos de final del torneo. El conjunto de Avellaneda no supo aprovechar la ventaja que tuvo.

Colón de Santa Fe, el puntero del torneo argentino, pasó con enorme justicia a los octavos de final de la Copa Sudamericana tras eliminar a Racing en Avellaneda. No sólo porque ganó los dos partidos de la llave (3–1 en Santa Fe, 2-1 anoche), sino porque en ambos encuentros marcó una superioridad que fue más allá del resultado.

En rigor, el partido de anoche fue un tiempo para cada uno. Pero Colón lo ganó porque hizo más en el segundo –el período en el que borró a Racing de la cancha– que lo que el equipo blanquiceleste había hecho en el primero, cuando pegó de entrada y maniató al rival.

Con un mediocampo remendado pero voluntarioso, con la chispa de Centurión para marcar el ritmo, Racing se encontró con una ventaja inmediata (Centurión gambeteó a cuatro jugadores en la boca del área y su remate, devuelto por Pozo, fue aprovechado por Cámpora cuando ni siquiera se jugaban tres minutos) que lo tuvo a un paso de aplicar un golpe de nocaut. A Cámpora le anularon el segundo a los 8 por posición adelantada y el dominio no se tradujo, más adelante, en efectividad en la red.

Colón, mareado por el vaivén que los volantes locales le imprimían al juego y la velocidad de Centurión y Hauche, aguantó como pudo, compuso sus líneas en el entretiempo y salió al complemento con una actitud mucho más próxima a la que había mostrado en sus últimos encuentros. Prediger se escapó a la marca de Fariñas, Caire fue una pesadilla por derecha, creció Mugni a la izquierda, se agigantó Moreno y Fabianesi, Curuchet encontró la pimienta que le faltaba.

Creció el equipo visitante, desapareció Racing; si el 0-1 aún lo clasificaba, Colón fue a buscar el triunfo por convicción. Lo empató con una definición impecable de Gigliotti tras un pase al vacío de Moreno y Fabianesi, un gol parecido a los que había convertido una semana atrás en Santa Fe, y lo definió con un bombazo desde fuera del área del volante, que se desvió en un defensor local y se coló en el ángulo de De Olivera. Lesionado Centurión, Racing se quedó sin juego como para ir a buscar los dos goles que precisaba para forzar una definición desde el punto del penal.

Compartir: 

Twitter
 

Colón pasó a octavos de final de la Copa Sudamericana al vencer en Avellaneda.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared