DEPORTES › SIN DEVELAR LAS RAZONES DE SU RENUNCIA, HABLó EL EX TéCNICO DE RIVER

La última broma de Ramón Díaz

Los que esperaban una explicación perdieron el tiempo. El técnico resumió sus logros en cuatro minutos y se fue sin aclarar nada. Un rato más tarde, el presidente D’Onofrio se sumó al juego. Misterio sobre quién será el reemplazante.

Las incógnitas no pudieron ser despejadas y la despedida de Ramón Díaz agregó más incertidumbre en River. El técnico había anunciado que brindaría una conferencia del prensa en la tarde de ayer, pero finalmente no fue así y sólo tomó el micrófono para resaltar sus logros y agradecerles a todos los que componen la institución. El riojano se sentó en el Salón Auditorium del Estadio Monumental a las 17 y cuatro minutos más tarde se retiró raudamente para subirse a su automóvil y perderse por la Avenida Udaondo. Díaz estuvo cerca de quebrarse emocionalmente, pero pudo evitar las lágrimas aunque sus ojos permanecieron húmedos. Los motivos de su alejamiento no fueron expuestos y las sospechas comienzan a ganar un papel preponderante en este escenario.

La pobre relación que tenía con las autoridades del club, sobre todo con el presidente, Rodolfo D’Onofrio, más todos los condicionamientos a los que tenía que adecuarse finalmente inclinaron la balanza para este final.

“Buenas tardes, es un día muy especial para mí y para mi familia. Deseo lo mejor para el club, sólo voy a dar palabras de agradecimiento a este club, a la gente, al periodismo. Todos han tenido un gran comportamiento con nosotros”, comenzó su monólogo el riojano. “Cuando llegamos –continuó– se hablaba del descenso y River hoy es protagonista al más alto nivel. Le ganamos tres veces a Boca y el otro fue empate. Se clasificó a la Copa Libertadores, a la Sudamericana, se ganó la Superfinal. Mi objetivo era poner a River en lo más alto y creo que he cumplido. También es cierto que me dieron todo el apoyo.”

El conductor hizo una mención especial para los jugadores: “Ellos son los protagonistas de todo esto. Pudieron recomponer todo con su trabajo, con su dedicación. Me pone bien verlos festejar, anoche (por el martes) hemos festejado con todas las familias, y eso me puso muy feliz”. Y fue más allá: “Este es un club que te hace crecer como hombre, te da la posibilidad de que muchos jóvenes terminen en Europa”.

En relación con su futuro, Díaz dejó en claro que seguirá dirigiendo. “Me gusta esta profesión y la voy a seguir ejerciendo. He tenido una gran satisfacción de trabajar con Emiliano (su hijo), un chico que ha crecido muchísimo. Eso es una gran alegría para mí.”

Díaz llegó y se fue solo. En el campo de juego del estadio, los jugadores iniciaban la práctica bajo el mando de Gustavo Zapata. El riojano ya se había despedido de ellos. Algunos socios que transitaban por el club se acercaron a él para pedirle un autógrafo y otros también aprovecharon para pedirle una foto. La salida del entrenador más ganador en la historia del club estaba sellada. El portón se abrió y los saludos de esos hinchas fueron instantáneos. Ellos no saben si volverán a encontrarlo.

Compartir: 

Twitter
 

Ramón habló cuatro minutos, Francescoli y D’Onofrio tampoco dijeron mucho.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.