DEPORTES › MATíAS LAMMENS Y DANIEL ANGELICI FUERON A BUSCAR MáS PLATA A LA CASA ROSADA

Qué se cocinó en la reunión Macri-AFA

De la mano del presidente de Boca, que acumula poder dentro del fútbol merced a su aceitada relación con el Presidente, los dirigentes intentan solucionar la bancarrota de una entidad que no tiene dinero ni para pagarles a los árbitros.

 Por Gustavo Veiga

El futuro del fútbol no dejó de ser una cuestión de Estado porque haya cambiado el gobierno. El presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibió ayer en la Casa Rosada a Daniel Angelici y Matías Lammens. El primero es el dirigente más influyente que hoy tiene la AFA y el interlocutor político más cercano al Poder Ejecutivo. Es un radical PRO. Con su par de San Lorenzo fueron a hablar sobre dos temas vinculados entre sí: el Programa Fútbol para Todos (FPT) y el estado económico-financiero de la asociación. Uno remite al otro y viceversa. La cuestión de fondo es que la AFA y los clubes necesitan más dinero porque no les cierran las cuentas. No sorprende, aunque la gestión de Luis Segura en el último ejercicio arrojó un superávit de 6.136.011,23 pesos. Las preguntas a responder entonces son: ¿de dónde saldrá el dinero? ¿Qué tope le fijará el gobierno al fútbol? Hasta ahora sólo se conocen vaguedades: que el FPT deberá procurarse más publicidad, que las instituciones tendrán que ser más austeras, que un eventual aumento será destinado a pagar las deudas de los clubes con la AFA.

Al encuentro en la Casa Rosada que comenzó a las 11.10 siguió otro por la tarde en la AFA. Una continuidad que reflejó hasta dónde creció el poder del presidente de Boca y secretario general de la asociación. ¿Por qué? En principio, habría conseguido imponer su voluntad para que César Martucci, su secretario general en Boca, ocupe idéntico cargo en la Conmebol. Lammens y el propio Segura avalaban a Alejandro Maron, el ex presidente de Lanús, con más experiencia en el fútbol internacional. Pero Angelici continúa avanzando en la acumulación de poder. Lo tiene en el fútbol, lo tiene en la Justicia, lo extendió también a la AFI (Agencia Federal de Inteligencia). Como un Pac-Man, sigue haciendo su juego y hasta es mencionado como el presidente de la AFA que Macri quisiera ver sentado en el sillón que Julio Grondona ocupó durante 35 años.

En la Casa de Gobierno también recibieron a la dupla Angelici-Lammens el titular del FPT, Fernando Marín, y el secretario de la Presidencia, Fernando de Andreis, quien es vocal titular de River. Nadie hizo declaraciones, si se toma en cuenta que a la salida el único que abrió la boca fue Angelici para responder un monosílabo. “AFA”, dijo cuando le preguntaron sobre los temas tratados con el presidente Macri.

Con préstamos incobrables o adelantos a cuenta de la TV que siempre concedió a sus clubes afiliados durante años, la AFA descendió a una situación económicofinanciera calamitosa. Lo inverosímil es que sus últimos ejercicios arrojaron superávit y por el segundo puesto en el Mundial de Brasil 2014 la FIFA pautó un premio de 25 millones de dólares. Además, claro está, recauda montos de contratos por sponsors y otros ingresos por su participación en la última Copa América 2015, los partidos de Eliminatorias y lo que paga la TV cuando transmite a la Selección Nacional. Estos items no incluyen las coimas millonarias del escándalo FIFA que el Departamento de Justicia de Estados Unidos atribuye haber cobrado a Grondona.

Si algo funcionó mal en la AFA desde que murió aquel dirigente e incluso antes es por responsabilidad de los mismos directivos que ahora pretenden ponerla a salvo. Un aumento en los fondos del FPT para llevarlo hasta 1900 millones de pesos fue firmado el 30 de diciembre mediante la resolución 8/2015 y concedió en ese momento 120 millones más para el Programa.

Se habla de un aumento global del 30 por ciento para el FPT, pero que se licuará en el cobro de las deudas que los clubes mantienen con la AFA. Así se lo hicieron saber a Angelici y Lammens en la Casa Rosada, aunque se descuenta que el primero –por su relación política y personal con el presidente de la Nación– lo sabría de antemano. El dirigente de San Lorenzo se retiró antes del encuentro no sin antes plantear que la AFA, de la cual es tesorero, no puede afrontar el pago de los sueldos a sus árbitros y al cuerpo técnico del seleccionado nacional. El de Boca continuó reunido durante media hora más.

Otro de los asuntos planteados en la Rosada fueron las transmisiones del próximo campeonato que, como se anticipó, tendrán sus principales partidos por la TV privada y ya no más por Canal 7. Cuando jueguen Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo se los verá por el 13 y el 11, del Grupo Clarín y Telefónica, respectivamente. A cambio, esos canales pagarán por fuera del contrato del FPT 180 millones.

Los partidos de la B Nacional y la Primera B, las segunda y tercera categorías del fútbol argentino, más un partido de la C, irán por TyC Sports, una señal de cable donde Clarín posee el control de la programación, además del 50 por ciento en sociedad con la productora Torneos y Competencias. De modo que, tal como se ve hasta ahora, el multimedios volvió a recuperar para sí una parte de los derechos que había perdido a manos del Estado en 2009, cuando la AFA rescindió un contrato que la unía con TSC (Televisión Satelital Codificada), también propiedad del mismo grupo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Cuando abandonó la Casa de Gobierno, Angelici pronunció una sola palabra ante los periodistas: AFA.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.