DEPORTES › PEREZ VIAJARA A EUROPA PARA INTENTAR TRAERLO A LA SELECCION

Ruega por nosotros, Sampaoli

Después de las reuniones con Bauza y Russo y el llamado a Bielsa, el presidente de la Comisión Normalizadora parece decidido a insistir por el técnico, pese a que en las arcas de la AFA sólo hay disponibles múltiples problemas.

 Por Gustavo Veiga

La búsqueda de un entrenador para la Selección es como el Juego de la Oca. La Comisión Normalizadora de la AFA avanza, retrocede, pierde su turno, y vuelve a avanzar. ¿Hacia dónde? A esta altura es muy difícil afirmarlo porque no lo sabe ni su propio presidente, Armando Pérez. Ayer dijo en una entrevista radial que se había reunido con Miguel Angel Russo “y con otro que no me acuerdo cómo se llama”. Se olvidó de Edgardo Bauza, quien hoy debería sentirse un infeliz por semejante omisión (y eso que el dirigente se encontró solo con dos). La desprolijidad con que se está manejando el tema –enmarcada en el caos que es el fútbol argentino– ya ahuyentó a Marcelo Bielsa, quien era el candidato preferido del titular de Belgrano de Córdoba. Además, uno de los favoritos de los hinchas. Los restantes técnicos con chances, con Jorge Sampaoli a la cabeza –el más parecido por su estilo al ex técnico de Newell’s, Vélez y Olympique Marsella– siguen lejos o muy lejos. Desde España, el ex DT de Chile declaró: “Sería una irresponsabilidad dejar el Sevilla”. Si él lo dice, sabrá por qué.

Sampaoli se perfila como el profesional a buscar para el cargo después de la negativa de Bielsa. Ese lugar en el que muchos desearían estar pero ni siquiera los tuvieron en cuenta. O al revés, ese puesto que otros declinaron aceptar –cuando apenas se los mencionó–, como sucedió en los casos de Diego Simeone, Mauricio Pochettino y Marcelo Gallardo, todos con trabajo en el exterior o en el fútbol nacional. Como los técnicos que tienen más consenso fueron descartándose por estar ocupados o porque rechazaron hacerse cargo del equipo (como Bielsa), quedan en pie Russo, Bauza y Sampaoli. Y algunos más.

Pérez quiere demostrar que es resolutivo, pero su incontinencia verbal le juega en contra. Primero afirmó que “como mucho la Selección tendrá técnico en ocho días”. Ya pasaron más de la mitad y es muy improbable que su promesa se cumpla. Ayer se olvidó de Bauza en una entrevista radial con el programa Closs Continental y lo atribuyó a que no tomó “la pastilla”. Pidió perdón, pero el yerro ya lo había cometido. El entrenador del San Pablo de Brasil agradecido.

Durante el día también anunció que viajará a España para reunirse con Sampaoli. Podría ser a partir del sábado en compañía del abogado Javier Medín, el vicepresidente de la Comisión Normalizadora de la FIFA. O, lo que es igual, la comisión cuyos integrantes fueron elegidos con el visto bueno del gobierno nacional. De ahí que a esta altura una intervención encubierta en la AFA ya sea una verdad revelada. La mención del Poder Ejecutivo no es azarosa. Su involucramiento en la contratación de un entrenador la desmintió el funcionario y empresario Fernando Marín: “Como gobierno no tenemos ninguna injerencia en la elección del técnico”. Con semejante aclaración, oscureció de repente.

La situación de Sampaoli en el Sevilla es muy difícil de destrabar. El técnico no tendrá hasta 2017 una cláusula de rescisión (se informó erróneamente que hay una vigente). Pero su contrato asciende a seis millones de euros anuales. Es partiendo de esta cifra que debería compensarse al club español. Su cláusula de salida para el año próximo llega a los 4,5 millones de euros. En cualquier caso, la cifra es inalcanzable para la AFA, aunque trascendió la alternativa de que se conseguiría con aportes de Adidas, el sponsor de la Selección nacional, y hasta uno del propio DT. Parece poco verosímil.

Marín definió a la posibilidad de lograr los servicios del técnico como un “disparate” e “imposible”. Lo justificó “en las condiciones que está la AFA, técnicamente con cesación de pagos, dependiendo de ingresos que pueda hacer el gobierno a través de su contrato”. Fernando Baredes, el abogado de Sampaoli, también declaró ayer que “va a responder a su contrato al cien por ciento. Obviamente le gustaría (dirigir a la selección). ¿A quién no le gustaría? Pero llega diez días tarde. El jamás hubiera hablado con la gente de AFA mientras Martino estuviese al frente de la Selección. Es una persona muy respetuosa”.

Antes de que se conocieran las declaraciones de Baredes y Sampaoli, el presidente de la Comisión Normalizadora parecía empecinado en contratar al entrenador. Había dicho cuando lo consultaron los medios: “La AFA no puede pagar ese dinero. Pero si se resuelve lo económico será el próximo director técnico. El tiene mucho interés”. Pérez es un buen generador de expectativas. Aunque se desvanecen enseguida. Quizá no recuerde aquella célebre frase con que Dante Panzeri se refería al juego y que bien puede aplicársele a su desconcierto: “El fútbol es la dinámica de lo impensado”. La elección del técnico es también un manoseo. El dirigente había agregado el miércoles a la lista a Carlos Bianchi y Ramón Díaz. ¿Llevará la cuenta de cuántos entrenadores ya mencionó?

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Sería una irresponsabilidad dejar el Sevilla”, dijo Sampaoli en conferencia de prensa.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared