DEPORTES › A PARTIR DEL ESTADO DE VERóN, MARADONA PENSARá EN LA FORMACIóN FRENTE A COREA DEL SUR

Armar el equipo, ésa es la cuestión

Luego de que se defina si el volante de Estudiantes puede jugar ante los asiáticos, el entrenador resolverá los cambios que hará. Burdisso como lateral derecho parece una fija, aunque eso no necesariamente signifique la salida de Jonás. Bolatti, una alternativa.

El caudal ofensivo que mostró la Selección Argentina ante Nigeria dejó muy conforme a Diego Maradona, aunque algunas fisuras en el fondo provocaron que piense en algunas modificaciones para lograr mayor solidez en la última línea. Ese es el desafío que tiene el entrenador de cara al próximo compromiso, ante Corea del Sur. Claro que para ello primero deberá tener certezas con respecto al estado de Juan Sebastián Verón, que evoluciona bien de su molestia muscular, pero aún no está confirmado en el equipo.

Todavía resulta prematuro pensar en la formación para jugar ante Corea. La práctica liviana de ayer, con trabajos en el gimnasio de forma personalizada, no permitió sacar indicios concretos. Por eso, los posibles cambios que propondrá Maradona no se probaron, aunque todo girará alrededor del estado de Verón. Recién se podrán empezar a vislumbrar las variantes si se confirma o no la presencia del jugador de Estudiantes.

El sector derecho de la defensa, donde en el debut apareció Jonás Gutiérrez como improvisado lateral, es la zona que Maradona pretende reforzar. Por eso, la presencia de Nicolás Burdisso parece casi garantizada, sobre todo porque el domingo el entrenador lo paró por ese sector cuando los suplentes practicaron con los sparrings. Además, también ingresó durante el encuentro ante los nigerianos. Sin embargo, la entrada de Burdisso no significa la automática salida de Gutiérrez. Es ahí donde empieza a entrar en escena el estado de Verón.

Si Verón finalmente puede jugar, la alternativa estaría entre Gutiérrez y Di María, que no tuvo un partido destacado en el debut. En caso de que Maradona se incline por Jonás, uno de sus preferidos, el volante de Newcastle pasaría de ser lateral derecho a volante por izquierda, el puesto en el que comenzó jugando en el primer partido del ciclo. En cambio, si a Verón se lo prefiere resguardar, Gutiérrez y Di María ocuparían los costados de la mitad de la cancha, con Mascherano como único volante central. Con menos chances corre la entrada de Mario Bolatti, que podría ser la alternativa como doble volante central. Todas estas variantes empezarán a dilucidarse hoy, cuando Maradona organice una práctica de fútbol en alguno de los dos turnos de entrenamiento, tras el descanso de ayer.

Tras el entrenamiento liviano por la mañana y el almuerzo, los futbolistas pudieron gozar del calor familiar y de un paseo, luego de tanto encierro en la concentración, en lo que fue la segunda tarde libre desde que la Selección llegó a Sudáfrica. Sin embargo, tres de los referentes, Verón, Mascherano y Heinze, optaron por quedarse a descansar y no salieron del lugar de alojamiento.

Maradona salió en un BMW rumbo a una casa en un barrio cerrado ubicado a unas pocas cuadras, donde se aloja su pareja, Verónica Ojeda. Hacia allí también fueron Lionel Messi y Martín Palermo, ya que en ese sitio también residen sus familiares. En cambio, Clemente Rodríguez fue con su esposa Julieta y sus hijas al shopping Malyn Park, paseo al que luego se sumaron los arqueros Sergio Romero y Diego Pozo y el defensor Ariel Garcé. En tanto, Pastore, Bolatti y Maxi Rodríguez se fueron en una combi a buscar a sus familias.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Maradona piensa en el arco de enfrente, pero quiere reforzar la defensa del propio.
Imagen: EFE
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.