DEPORTES › BRASIL SALE A LA CANCHA CON UNA PREMISA PARA SU CAMPAñA SUDAFRICANA

Sexta Copa del Mundo o Dunga-Dunga

Una selección con pocas estrellas, y sin astros como Ronaldo o Adriano, debuta con la indudable carga de su protagonismo. Cualquier otra cosa que no sea el título será considerada como fracaso. Debut ante la misteriosa Corea del Norte.

Tras una larga espera, Brasil, uno de los grandes favoritos, iniciará hoy su camino en busca de su sexto título del mundo ante Corea del Norte, un rival rodeado de misterios. El partido pondrá a prueba por primera vez la decisión del técnico brasileño Dunga de armar para el Mundial un plantel con pocas estrellas y dejar afuera a astros como Ronaldinho y Adriano. Uno de los nueve “supervivientes” de la fracasada campaña de Alemania 2006, el volante Gilberto Silva, asegura sin embargo que no hay razones para el escepticismo: “Nuestra preparación ha sido muy bien hecha y no tengan dudas de que ya en el debut dejaremos en claro a qué venimos. Queremos ser campeones”.

En los días previos al debut, cada vez más cuestionado por la prensa de su país, Dunga puso cerrojo a los entrenamientos de su equipo: realizó tres prácticas a puertas cerradas en cuatro días, en un aparente intento de sembrar dudas sobre el equipo titular y sobre las armas tácticas que utilizará ante los norcoreanos. Sin embargo, no hay dudas de que pondrá el mismo equipo que goleó 5-1 a Tanzania en el último amistoso, reforzado por el arquero Julio César, ya recuperado de dolores en la espalda.

La posibilidad de Brasil de avanzar lejos en Sudáfrica y sepultar los malos recuerdos de la fracasada campaña de Alemania 2006 depende más que nada del estado físico de su única “superestrella”, Kaká, quien se acaba de recuperar de una lesión en el muslo izquierdo y que hace una semana todavía se quejaba de que sentía su juego algo “frenado”. Además, ayer advirtió que ignora si su condición física le permitirá jugar los 90 minutos.

Un triunfo en el debut es importante para Brasil, ya que, al menos en teoría, Corea del Norte es su adversario más débil en el Grupo G, integrado además por la Costa de Marfil de Didier Drogba y por el Portugal de Cristiano Ronaldo. Uno de los problemas que enfrentan los brasileños es el escaso conocimiento acerca del rival, cuya principal figura es el delantero Jong Tae Se, bautizado el “Rooney asiático”. “Es un equipo muy veloz y de fútbol cerrado”, se limitó a decir Dunga, luego de estudiar varios videos de los últimos compromisos de los norcoreanos, entre ellos la derrota 3-1 ante Nigeria.

Compartir: 

Twitter
 

Kaká, la estrella que le quedó a Brasil, podría no jugar todo el partido de hoy.
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.