DEPORTES › EL TECNICO DIRIGIO AYER POR ULTIMA VEZ A BOCA EN LA BOMBONERA

El Coco se despidió repleto de ovaciones

 Por Facundo Martínez

El triunfo ante los brasileños permitió que la despedida de Alfio Basile, que ayer dirigió su último partido en la Bombonera, fuera de la mejor manera. Y ese abrazo con un policía después del segundo gol de Palacio quedará enmarcado en la historia. Los hinchas boquenses le devolvieron honores con una gran ovación, que le servirá de impulso para encarar sus próximos pasos al frente de la Selección Nacional. Atrás quedaron las críticas y aquellos cubitos de hielo arrojados con ironía. La relación de Basile con Boca es ahora tan fuerte, que en el club se intentó gestionar que el entrenador se quedara hasta el encuentro con Godoy Cruz, por la séptima fecha, pero finalmente eso no sucederá, ya que el propio presidente Mauricio Macri lo desmintió anoche.

Cuando los dirigentes de Boca confirmaron la contratación de Ricardo La Volpe para suceder a Basile, afirmaron que el Coco dirigía por última vez a Boca en la segunda final por la Recopa ante el San Pablo, en Brasil. Y todo será como estaba estipulado. Por ello, la de ayer fue la última presencia de Basile en la Bombonera.

Sucede que de vencer el próximo domingo a Gimnasia en el Estadio Ciudad de La Plata, Boca alcanzaría la marca de 13 victorias consecutivas que ostenta San Lorenzo, y tendría la chance de romper ese record ante los mendocinos, lo que sería la mejor de las despedidas posibles. Pero no podrá ser. Por eso la fiesta se produjo ayer, en la casa de Basile durante el último año.

Apenas el conductor asomó su cabeza por el túnel, una nube de fotógrafos lo escoltó hasta el medio de la cancha, donde recibió el reconocimiento de todo el público presente. El “Vení, vení, cantá conmigo.... que de la mano, de Alfio Basile, todos la vuelta vamos a dar”, retumbaba en las paredes de la Bombonera. Tampoco faltó el “Coco, querido, la 12 está contigo”, y hasta el clásico “Diego, Diego”, mutó al “Coco, Coco”.

Una vez comenzado el partido, Basile se mostró tranquilo y vio el desarrollo del juego parado al lado del banco de suplentes. Si bien cuando Boca perdía la pelota se lo podía ver inquieto, después del gol de Tiago no dejó de moverse.

Basile tomó mayor tranquilidad cuando Palacio marcó el empate. A partir de ese momento, se sentó en el banco junto a sus ayudantes y siguió el encuentro con atención pero sin nerviosismo. Claro que después del segundo tanto la sonrisa del conductor fue más grande, y la felicidad la tenía reflejada en su rostro.

La Bombonera fue toda para Basile, pero no faltó el cartel que dio la nota: “Con la Selección traicionaste a Boca en el ’91, ojo con repetirlo”. En ese año, cuando Boca debía disputar la final con Newell’s por el título de la temporada, el Coco dejó a Boca sin Diego Latorre y Gabriel Batistuta, convocados para jugar la Copa América en Chile. Pero los aplausos del final se escucharon bien fuerte.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El Coco se despidió repleto de ovaciones
    Por Facundo Martínez
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.