EL PAíS › KIRCHNER CONFIRMO LAS ELECCIONES PARA OCTUBRE DE 2007

“Ahora faltan dos octubres”

Sectores opositores sostenían que el Gobierno planeaba adelantar las elecciones. Pero el Presidente explicó ayer que no veía motivos para adelantar los tiempos. Lavagna quedó conforme con la novedad.

 Por Diego Schurman

El mensaje estuvo dirigido a Roberto Lavagna, quien sembró fervientemente la sospecha de un adelantamiento de los comicios. Pero también pudo tener de destinatario a la propia tropa que ya comienza a pelear solapadamente por una candidatura. Lo cierto es que Néstor Kirchner decidió salir en persona a reafirmar que las elecciones se realizarán el 28 de octubre del próximo año y que, por lo tanto, “no hay razón” alguna para “apurar” los tiempos. “Las elecciones, porque este presidente tiene una sola palabra, van a ser en octubre, ahora faltan dos octubres; acá lo que hay que hacer es gobernar, que es una tarea central, fundamental y esencial”, señaló el mandatario.

Kirchner anticipó la decisión de abordar el tema arriba del helicóptero que lo trasladó hacia el Club Alemán de Quilmes. Con el zumbido de las hélices de fondo, el Presidente puntualizó que su ex ministro de Economía sería el principal objeto de sus palabras. Aníbal Fernández, el ministro del Interior oriundo de esa localidad bonaerense, puede dar fe de semejante confesión.

Las especulaciones sobre una modificación del calendario electoral surgieron de usinas lavagnistas. El cambio, que a los ojos opositores impulsaba Kirchner, respondía al propósito de evitar el crecimiento de los demás candidatos. Además, si los comicios se realizaran en la primera mitad del año, especulan los opositores, Kirchner supuestamente eludiría el costo político de la crisis energética que auguran para mediados de 2007. En esta visión, el nuevo cronograma obligaría a Mauricio Macri a dilucidar rápidamente el dilema de postularse a presidente o a jefe de Gobierno porteño, y a Roberto Lavagna a anunciar de una vez por todas su salida al ruedo con el apoyo de la conducción del radicalismo.

“El Gobierno tendría que estar emitiendo un decreto para despejar todas las dudas”, mancilló Lavagna hace dos semanas temeroso de que una picardía oficial lo obligará a modificar sus tiempos. “Me alegro de que el presidente Kirchner haya clarificado que las elecciones son en octubre. Cada uno tiene que hacer lo suyo y las elecciones deben ser como establece la Constitución”, salió a decir anoche Lavagna.

Kirchner asumió el 25 de mayo de 2003. La oposición temía que finalizara sus cuatro años de mandato el 25 de mayo de 2007. Pero, de acuerdo con la Constitución, entre el día de su asunción y el 10 de diciembre de 2003 el santacruceño completó la gestión de Fernando de la Rúa, quien se fue anticipadamente del poder. Por lo tanto recién a partir de esa fecha se computan los cuatro años del actual Presidente. Y, como establece la Carta Magna, el llamado a elecciones debe producirse dos meses antes de la entrega de la banda y al bastón.

Dos ministros ya habían negado terminantemente la posibilidad de un adelantamiento de los comicios. Fueron Los Fernández, a quienes Kirchner les otorga a diario un salvoconducto para transmitir su pensamiento en los medios. Aníbal, el de Interior, lo había expresado oficialmente hace un tiempo en un viaje a La Rioja. “Nosotros sacamos una ley nacional que es la que dice puntualmente que las elecciones nacionales serán el cuarto domingo de octubre. Ergo, las elecciones serán el 28 de octubre de 2007 y no se puede modificar eso.”

Alberto, el jefe de Gabinete, no se había enredado en demasiadas explicaciones como su tocayo. Ante la sospecha de un retoque de calendario, dijo, escuetamente: “No estamos analizando nada de esto”.

La incredulidad opositora llevó a Kirchner a volver ayer sobre el tema. “Desde acá, desde Quilmes, le quiero decir al pueblo argentino tres cosas para que queden bien claras: en estos momentos no hay que apurarse, elecciones sí, elecciones no; es tiempo de gobernar”, aclaró. Algunos creyeron entender la frase como un mensaje hacia dentro de sus filas. Es que ayer hubo discusiones con sordina entre algunos bonaerenses a raíz del posicionamiento de Aníbal como alternativa electoral en caso de que fallara la cruzada reeleccionistas de Felipe Solá.

Gobernador y ministro compartieron el palco con Kirchner. A esta altura, la competencia electoral parece imparable. Un botón de muestra lo dio el anfitrión, el intendente quilmeño Sergio Villordo, al desplegar las banderas “Kirchner-Villordo 2007”.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Kirchner confirmó la fecha de las elecciones durante un acto en Quilmes.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.